Cine, Tv y Teatro

La película de la semana: Summer of Soul

La película obtuvo los dos principales premios documentales del festival de Sundance: el Premio del Público y el Gran Premio del Jurado de EE. UU.

El Apolo 11 aterrizó en la Luna aquel julio de 1969, pero los residentes de Harlem tenían mayores preocupaciones y, sobre todo, un entretenimiento aún más persuasivo aquí en la Tierra.

En 1967, Tony Lawrence fue contratado por el Departamento de Parques de la ciudad de Nueva York para organizar eventos al aire libre en su vecindario de Harlem. Como impulsor y agitador en su comunidad, Lawrence jugó un papel integral al convertir una serie de eventos de conciertos gratuitos los domingos en Mount Morris Park en el Festival Cultural de Harlem.

Con la ayuda de los Black Panthers, que actuaron como seguridad, y con el apoyo del entonces alcalde de Nueva York, John Lindsay- que intentaba aplacar los disturbios tras el asesinato reciente de Martin Luther King- organizó el hoy poco conocido Festival Cultural de Harlem, que se llevó a cabo de junio a agosto de 1969 en Mount Morris Park -ahora Marcus Garvey Park- atrayendo a una audiencia predominantemente negra y a celebridades musicales afroamericanas. Más de 300.000 personas asistieron al Festival en las seis semanas que duró. El evento fue filmado por el productor de televisión Hal Tulchin- que en 2015 dirigiría el documental What Happened, Miss Simone?– pero aquellas 40 horas de metraje permanecieron en lo profundo de un sótano hasta que fueron desenterradas por los productores David Dinerstein y Robert Fyvolent

Controvertidamente conocido como «Woodstock negro», aquel evento transformador tuvo lugar mientras Estados Unidos estaba en guerra en Vietnam. Los dos productores pidieron a un pasmado Questlove- que no podía creer que hubiera estado oculto tanto tiempo- que montara un documental con ese enorme material, lo que obligó al músico a vivir con aquellas horas de metraje durante cinco meses en bucle para concluir con un borrador de 3 horas y 25 minutos. Con la ayuda de su editor Joshua L.Pearson, los intérpretes clave y los miembros de la comunidad de Harlem que estuvieron allí, Thompson finalmente transformó las 40 horas de metraje en dos horas impactantes sobre música, pero también sobre la historia de las relaciones raciales y cómo las historias se forman y se transmiten a las generaciones siguientes. Summer of Soul es solo el último ejemplo de  elementos transformadores de la música negra que permanecieron en la oscuridad durante cinco décadas: Soul Power (2008), ¡Mr. Soul! (2018) o Amazing Grace (2018).

Para Entertainment Weekly «Las entrevistas son en sí mísmas su propio documento histórico, aunque es la emoción visceral de estar dentro de todos esos clips de archivo -el movimiento de la muñeca de Simone, un rostro extasiado entre la multitud-lo que hace que Summer of Soul cobre más vida, de alguna manera tan fresca como ayer y tan lejos como la luna». Según Variety «Es un documental musical como ningún otro, porque si bien es una película de concierto alegre, cataclísmica, conmovedora y seductora, de lo que realmente se trata es de un punto de inflexión clave en la vida negra en Estados Unidos». Para Time Out «Política, música, moda, historia, religión: este es uno de esos documentales culturales súper inteligentes que tiene lugares de entrada por todos lados, pero una cosa es segura: este evento mágico y esencial ya no se olvida.». Según The Playlist «…sigue habiendo una corriente subterránea de frustración erizada que burbujea bajo de la superficie de la película. 52 años? ¿Cuánto tiempo estuvo «Summer of Soul» sin ser vista, oculta al público? Si un trabajo tan importante se puede esconder de la vista durante tanto tiempo, y si dejamos que nuestra imaginación se vuelva loca, entonces quién sabe cuántas otras historias yacen enterradas en el anonimato, o dónde». Y, finalmente, como dice SlateUna de las mejores cosas del documental Summer of Soul es su recordatorio de que la alegría de la comunidad musical es una de las grandes experiencias humanas, una verdad unificadora en más de un sentido.»

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar