Cine, Tv y Teatro

La película de la semana: Shiva Baby

Se estrena a través de Filmin una de las películas independientes favoritas de los últimos meses, la opera prima de Emily Seligman.

El nombre de la heroína de Shiva Baby es Danielle y está interpretada por Rachel Sennott, que retoma un personaje que creó la escritora y directora Seligman en su cortometraje de 2018 del mismo título. En ella, Danielle, una estudiante de posgrado con un campo de estudio notablemente flexible – parece cambiar cada vez que se lo explica a alguien – está inquieta y a la deriva. Sin embargo, la mayor parte del día de Danielle la pasará en una shiva en Brooklyn, donde su familia se reúne para llorar una pérdida. Sus padres (Polly Draper, Fred Melamed), que la han apoyado mientras está en la escuela, esperan que se relacione un poco y tal vez deje la aventura con una pasantía o un novio; cualquiera es bueno, pero ambos sería mejor.

Todo comenzó en 2017 cuando Emma Seligman, que entonces estudiaba cine en la Universidad de Nueva York, escribió y dirigió Shiva Baby como un proyecto de tesis. Este cortometraje se inspiró tanto en sus propias experiencias anteriores en la shiva y su asociación con estudiantes de la Universidad de Nueva York, después de haber visto a sus amigos ofrecer intimidad a hombres mayores a cambio de dinero en efectivo o regalos, lo que en EEUU se conoce con la expresión de «sugar baby». En ese momento, al igual que la protagonista de la historia, Seligman dijo que estaba plagada de inseguridades cuando se dio cuenta de que la legitimación sexual no es un atajo hacia la madurez emocional. Ahora tiene 25 años, y muchas cosas han cambiado desde que convirtió el cortometraje de 2018 en un largometraje debut, una adaptación directa que generó expectación en el Festival Internacional de Cine de Toronto el otoño pasado. «Mi objetivo es que otras mujeres jóvenes se sientan vistas y escuchadas en sus ansiedades e inseguridades y las presiones conflictivas que se ejercen sobre ellas, y simplemente se entretengan al ver esa ansiedad en la pantalla y sepan que no están solas», dijo Seligman en una entrevista pasada. Así, Shiva Baby conserva las ideas del cortometraje original y las amplía con un fuerte desarrollo de los personajes y la historia, creando una de las películas consideradas más divertidas e intensas de las estrenadas en los últimos meses.

Para The Hollywood Reporter, su protagonista, Rachel Sennott, «lo ancla todo, desplegando un tiempo sigiloso y discreto que se adapta perfectamente a un personaje que todavía lucha por descubrir quién es y sentirse cómoda consigo misma. La actriz te obliga a analizarla, su rostro es un lienzo frecuentemente en blanco animado por esporádicos garabatos de ingenio, necesidad, resentimiento y anhelo que se desvanecen casi tan pronto como aparecen».  Según The New York Times «es raro que una película equilibre simultáneamente tonos tan salvajemente divergentes, que entreteja grandes risas con una incomodidad desgarradora, pero Seligman lo logra».  Para Variety «después de haber crecido en una comunidad judía muy unida, Seligman lo orquesta todo con cariño y matices culturales, trabajando sus músculos satíricos en una medida emocionante» . Según Vulture «Seligman, que hace su debut enlargometraje, ejerce un control instantáneo e impresionante, sabiendo cómo mantener la situación embarazosa de Danielle y cómo dilatarla como una comedia magnífica». Y para Entertainment Weekly «todo está al servicio del tipo particular de comedia de incomodidad de Seligman, una especie de festivus interminable de vergüenza tan visceral que roza el horror corporal. Entonces, vea la película bajo su propio riesgo: tal vez un infierno creado por Danielle, pero aún así un viaje ingenioso y nervioso».

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar