Cine, Tv y Teatro

La película de la semana: Nunca, casi nunca, a veces, siempre

Se estrena la gran sensación en el Festival de Cine de Sundance de este año, Nunca, raramente, a veces, siempre, drama de Eliza Hittman.

Never Rarely Sometimes Always sigue a Autumn, una adolescente embarazada de un pequeño pueblo de Pensilvania que decide tomar en secreto un autobús a la ciudad de Nueva York. La materia que la película trata casi siempre ha sido objeto de controversia a lo largo de la historia del cine. En muchos casos se ha planteado como un conflicto circunstancial de la trama, y, sin embargo, en menos de ellos, como tema central. Así nos encontramos con pinceladas en Amores con un extraño (1963) con Natalie Wood y Steve McQueen, la obra maestra Persona (1966) de Ingmar Bergman  o Une histoire simple  (1978) dirigida por Claude Sautet, protagonizada por Romy Schneider y que recibió una nominación en el Oscar a la mejor película de habla no inglesa.

Juno, otra comedia sobre mayoría de edad, de 2007, dirigida por Jason Reitman y escrita por Diablo Cody- ahora de nuevo en el foco de actualidad porque probablemente se encargará del biopic de Madonna–  si bien ganó el Oscar al Mejor Guión Original y obtuvo otras tres nominaciones al Oscar, incluyendo Mejor Película y Mejor Actriz, recibió tanto críticas como elogios de los miembros de las comunidades antiaborto como pro abortistas.

Más allá de polémica y de la materia en sí, muchos críticos han asociado esta tercera cinta de la directora con la película de culto 1978 Girlfriends, de Laudia Weill, que sigue a dos amigas, Susan Weinblatt (Melanie Mayron) y Anne Munroe (Anita Skinner),. una de las primeras películas en explorar de manera profunda y profunda las complejidades de la amistad femenina, incluso para Stanley Kubrick una de las mejores películas del entonces floreciente cine independiente. Al igual que la cinta de Weill, el drama de Hittman recupera los temas combativos y las cuestiones sociales habituales del cine independiente estadounidense. Para otros, la cinta es más cercana a 4 meses, 3 semanas y 2 días de Cristian Mungiu, la cinta rumana de 2007 que también trataba sobre dos mujeres en una situación parecidao, si bien el escenario de la película se localizaba en 1987 cuando el gobierno rumano dejaba de ser comunista.

Para Los Angeles Time «Las simpatías de la película, al igual que sus convicciones políticas, no podrían ser más claras. Pero, paradójicamente, lo que hace que Nunca, raramente, a veces, siempre sea tan contundente (…) es su cualidad de subestimación, su determinación de construir su argumento no sólo de forma didáctica sino cinematográfica».  Según Vanity Fair «maneja un tema delicado con una compasión tan persuasivamente desprovista de adornos que tiene el potencial genuino de cambiar los corazones y las mentes sobre una de las batallas más polémicas del país». Para Enterntainment Weekly «Hittman es una cineasta lo suficientemente segura como para retratar este drama de manera honesta y no manipuladora, confiando en que su audiencia interpretará la complicada angustia de la situación de Autumn sin tener que explicárselo». Para Variety «a la vez, como un sueño despiadadamente naturalista, firmemente compuesto pero atravesado por corrientes turbulentas de ansiedad, Nunca, raramente, a veces, siempre es una gema silenciosamente devastadora».

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar