Cine, Tv y Teatro

La película de la semana: Eshtebak (Clash)

El cineasta egipcio Mohamed Diab aborda el fundamentalismo islámico a través de un thriller que se desarrolla por completo en una furgoneta de policía,  tras las manifestaciones que tuvieron lugar después de la expulsión de Mohamed Morsi, miembro de los Hermanos Musulmanes, el 3 de julio de 2013.

El director comentaba así su segunda experiencia cinematográfica, que abrió el pasado año la sección Un Certain Regard del 69º Festival de Cannes.: “Tenía muchas ganas de hacer una película sobre la Revolución, pero todo sucedía con tal rapidez que cada vez que tenía una idea está quedaba obsoleta antes de haber podido formularla. Mi hermano, Khaled Diab, con quien ya había trabajado, me propuso filmar a un grupo de personas atrapadas en un furgón de la policía durante una jornada especialmente infernal.Me pareció que la idea captaba bien la complejidad de la situación en Egipto.”

Para Varietycon un excelente trabajo de cámara y de dirección de la multitud protagonista, Clash podría molestar a algunos por cruzar con demasiada frecuencia la histeria, sin embargo, es cine valiente con un mensaje «patada en el estómago» sobre el caos y la crueldad (con algo de humanidad)”. Para Screen International “se eleva por encima por dos razones. En primer lugar, es intensamente cinematográfica …. En segundo lugar, subyace en el drama un lamento bastante conmovedor en favor de la unidad y la energía de la cultura egipcia, algo que se muestra a través de una gran cantidad de pequeños detalles” .Para Empire, finalmente, “lo que inicialmente parece una pieza de cámara con sabor político pronto se transforma en una sátira eficazmente condenatoria. A pesar del tema pesado, Diab despliega de forma rutinaria todo el absurdo cómico (…) para presentar al camión protagonista como un microcosmos de Egipto y, en un sentido más amplio, del mundo.”

Tags

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close