Cine, Tv y Teatro

La película de la semana: El glorioso caos de la vida

Se estrena en nuestros cines Babyteeth, una de las más aplaudidas de las presentadas a lo largo de 2020, un nuevo avance en el género de adolescentes, cada vez más presente en el cine independiente.

La ópera prima de Shannon Murphy- que ha trabajado en el teatro y la televisión australianos y ha dirigido episodios de la tercera temporada de Killing Eve – una comedia agridulce protagonizada por Ben Mendelsohn, Essie Davis, Eliza Scanlen y Toby Wallace, que está adaptada por Rita Kalnejais de su obra de teatro de 2012. La actriz de Sharp Objects, Eliza Scanlen, interpreta a Milla, una colegiala y una talentosa violinista enferma de 16 años quien, ante la desesperación de sus padres, se enamora de Moses, de 23 años, un drogadicto y traficante interpretado por Toby Wallace.

Eliza Scanlen aprendió a tocar el violín en tres semanas para prepararse para su papel en El glorioso caos de la vida. La actriz sabe tocar el piano, algo que ya mostró en la nueva versión de Mujercitas de Greta Gerwig, pero tuvo que adquirir habilidades con el violín en un corto período de tiempo. Junto a ella la película cuenta con Toby Wallace  («Mejor actor joven» en Venecia), además de Emily Barclay, Eugene Gilfedder, Essie Davis y Ben Mendelsohn. Su personaje, Milla, que se pone varias pelucas, incluido un look recortado en azul, quiere disfrutar de la emoción del amor por primera vez. “Encontramos una manera de que exista la peculiaridad de Milla dentro de la oscuridad de la historia” dijo Scanlen. Una oscuridad que se introduce en un género (coming-of-age ) más proclive a la comedia. Las comedias de adolescentes fue un género que tuvo su apogeo en la década de 1980 con películas como Porkys, que continuó- en la misma tónica – hasta final de siglo con American Pie (1999) y que ha alcanzado, en los últimos años, una coherente mayoría de edad y una mayor complejidad argumental reflejada, sobre todo, en el cine independiente en películas como Ghostworld, Boyhood, Juno Lady Bird.

Para Vanity Fair  «Murphy anima el guión de Rita Kalnejais, en sí mismo una reinvención inventiva del cliché, con un arte insistente, anunciando su llegada como un talento ascendente». Lo peculiar, según apunta Chicago Tribune es que «Murphy no tiene miedo de jugar con el color, la luz, el texto y la música, o dejar que sus personajes bailen como si nadie estuviera mirando, y con frecuencia. Esa energía, encarnada en la realización de películas y en las actuaciones, es lo que hace que esta película sobre mayoría de edad sea única en su clase». Según Los Angeles Times, los actores que interpretan a los padres, «Mendelsohn y Davis, entre los mejores actores australianos que trabajan hoy en día, son tremendamente buenos en la villanía, razón por la cual la moderación emocional y la decencia fundamental de sus personajes aquí se sienten refrescantes y verdaderas». Para Vulture «si hay una queja al respecto, es solo que se siente como otra señal de una tendencia estilística que es inexorablemente coherente, como se ve en otros trabajos recientes (¡y agradables!) como «Promising Young Woman» de Emerald Fennell y como «Killing Eve , «un programa para el que Fennell escribió y del que Murphy ha dirigido episodios». Sin embargo para The Hollywood Reporter «La película, al igual que las actuaciones del cuarteto, funciona mejor cuando la directora se sale de su propio camino, olvidando su aversión a la narrativa limpia y convencional y dando al material un respiro para resonar».

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar