Cine, Tv y Teatro

La película de la semana: Blade Runner 2049

La película más esperada del año– ¿de la década?- es la secuela de un clásico en la historia del cine.¿Ha merecido la pena? La respuesta, en un salto.

Blade Runner 2049 es la secuela de la cinta de 1982 dirigida por Ridley Scott. En esa película, Harrison Ford interpretaba a Rick Deckard, uno de los personajes más populares de su filmografía junto a Han Solo e Indiana Jones. La continuación de ese largometraje es dirigido esta vez por Denis Villeneuve, que nos lleva a la misma ciudad – California 2049- pero 30 años después de los hechos ocurridos en Blade Runner. Un nuevo blade runner, el Agente K de la Policía de Los Ángeles (Ryan Gosling), descubre un antiguo secreto que puede sumir lo que resta de sociedad en el caos.

Qué osadía la de Denis Villeneuve aceptar una propuesta como ésta. Al fin y al cabo, ¿quién puede igualar una obra maestra, o tan siquiera, ponerse a su altura? Podía convertirse prácticamente en un suicidio artístico. Y es mucho más atrevido, sobre todo, en un reputado director con una trayectoria profesional intachable.

Si echamos la vista atrás, recordamos, existen pocos casos de secuelas extraordinarias: El Padrino II, siempre el ejemplo más citado, fue, incluso, reconocida como mejor película en la edición del los Oscar de 1975. Y, si nos atenemos a ciencia ficción, es donde encontramos ejemplos significativos: El Imperio Contraataca (1980), en su momento, un éxito de crítica, es a menudo calificada como la mejor película de la saga. Pero también podríamos citar, en esa línea, Aliens, The Dark Night, Terminator 2 o Mad Max 2, y, sobre todo, Mad Max: Fury Road (2015). Si bien es cierto que en todos estos ejemplos la distancia temporal de rodaje entre la película original y su secuela es cercana, en este último caso- rodada 30 años después – es un hecho revelador que la cinta dirigida por George Miller- nuestra película favorita de 2015– fue la primera de la saga de Mad Max nominada a los Oscar y la más premiada de ese año con seis estatuillas. Así, que, vista la experiencia, parece que nunca es demasiado tarde. Sin embargo, volvemos al principio, una secuela de Blade Runner es, a priori, una insolencia.

Sin embargo,  la crítica, salvo algunos medios, es prácticamente unánime cuando se trata de Blade Runner 2049. Para Empire, “tan audaz como la Blade Runner original y aún más hermosa, especialmente si la ves en IMAX. Visualmente inmaculada, un torbellino con contenidos tan desgarradores como reflexivos, 2049 es, sin duda, un buen año. Y una de los mejores de 2017”. Según USA Today “el clásico de 1982 de Ridley Scott popularizó el movimiento cyberpunk, una mezcla arenosa de neo-noir y hardcore sci-fi, pero 2049 lo perfecciona. Super-elegante y profundamente humana – incluso con androides y hologramas alrededor – continúa y convierte la historia del detective protagonista en una gran mitología de la identidad, memoria, creación y revolución”. Para The Telegraphque Blade Runner 2049 sea una secuela más que digna de la primera película de Scott significa que sobrepasa la barrera más alta que cualquiera podría haber establecido razonablemente para él, y distingue a Villeneuve – un maestro en la materia, de alguna manera, desde La llegada – como el cineasta más emocionante a fecha de hoy”.

Tags

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close