Cine, Tv y Teatro

La película de la semana: Baby Driver


Se estrena una de las cintas revelación de la temporada, dirigida por Edgar Wright, responsable de Scott Pilgrim contra el mundo (2010).

Era una idea que le rondaba al director desde hacía más de 20 años. Baby Drive está protagonizada por Ansel Elgort, Lily James, Jamie Foxx, Jon Hamm, Kevin Spacey, Eiza González, Jon Bernthal, Ben VanderMey, Thurman Sewell, Allison King, Lance Palmer, Keith Hudson, Patrick R. Walker, Hudson Meek y Troy Faruk. En la cinta, el conductor de una banda de atracadores (Ansel Elgort) depende de la música para su trabajo, por eso la Banda Sonora- ya disponible- forma una parte importante a lo largo de toda la pelicula, ya que es la que impulsa a su protagonista. Parte de la riqueza visual, de esa perfecta armonía entre música y acción lo aportan el coreógrafo Ryan Heffington, más conocido por su trabajo con Sia, junto con el coordinador de acrobacias Darrin Prescott , habitual en las películas de John Wick, para crear un estilo distintivo y sincronizado y que ayudan a la precisión técnica y la innovación de la narración.

Por eso Vulture define a su director como “casi el director de género perfecto para el fanboy del siglo XXI. Tiene una paleta brillante: zombies carnívoros, policías vigilantes justos, ladrones estoicos de bancos con gafas de sol, pero sin la falta de visión periférica de un fanboy”. The Playlist aplaude la innovacion en un subgénero que había perdido el norte, porque “el concepto de la persecución del coche sufrió en el limbo durtante demasiado tiempo con directores inexpertos despreciando demasiado a menudo, en vez de respetar, el por qué películas como French Connection, Bullitt o Ronin todavía se tienen en alta estima hoy”. Incluso para Empire se podría hablar de una extraña combinación de géneros “Una pieza inspiradora de cine que se reproduce como un musical a través de la lente de un thriller de acción” y que pretende ser atemporal. Para New York Times “Esta es la canción del verano en forma de película, una oda lúdica a las persecuciones de automóviles, Motown, comensales, ese momento cuando encuentras la melodía exacta que coincide con tu estado de ánimo, conducir como un loco,crápulas  del crimen, películas de los años 80 y amor..”

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close