Cine, Tv y Teatro

La película de la semana: El puente de los espías

Bridge of Spies

Nuevo thriller de espionaje de Steven Spielberg con los Coen al frente del guión, junto a Matt Charman.

Además de los nombres de peso que firman dirección y guión, en el reparto también encontramos a Tom Hanks, Mark Rylance, Amy Ryan, Alan Alda, Domenick Lombardozzi y Sebastian Koch. La historia está basada en hechos reales: el 1 de mayo de 1960 un avión espía estadounidense es derribado por el ejército enemigo cuando sobrevolaba territorio soviético. Sorprendentemente, el piloto Francis Gary Powers (Austin Stowell) logra escapar gracias a su paracaídas. Cuando ya se creía a salvo, el piloto del avión U-2 es capturado por los soviéticos. Tras este suceso, el abogado especializado en seguros James B. Donovan (Tom Hanks) es reclutado por la CIA como encargado de negociar la liberación del soldado. El nombre hace referencia al Puente de Glienicke, que unía el sector estadounidense de Berlín con la ciudad germano-oriental de Potsdam, y que cobra importancia a lo largo de la película.

Pocas críticas negativas se ha llevado la nueva de Spielberg, probablemente su cinta más aplaudida en mucho tiempo. Para Varietysi bien el enfoque creador de mitos del cineasta lo convierte en un gran entretenimiento al estilo Capra, a los más jóvenes les puede resultar terriblemente anticuado; podrían tener razón para pensar así, si bien Spielberg sería el primero en admitir que rodarla al estilo clásico era su verdadera intención desde un principio”. Para New York Post “Puente de los espías es la mejor película de Steven Spielberg desde Salvar al soldado Ryan, protagonizada por un impecable Tom Hanks como James Donovan, en una película de suspense inteligente y de la vieja escuela”. Para The New York Times “al igual que otras películas recientes de Spielberg, en particular, Lincoln y Munich, es una pieza de época meticulosamente detallada que vuelve a visitar las ansiedades del pasado y, al mismo tiempo, del presente. Sin embargo, se siente más ligera que aquellas cintas, menos sobrepasada por el peso de la historia o por un sentido del deber de su relevancia”. Para The New Yorker “es posible sugerir que Puente de los espías juega en propio campo, y que su encomio por la decencia de Estados Unidos no tendría por qué ser tan persistente. Pero cuando una película es tan agradable, su transcurso tan complaciente, y su atmósfera está conjurada con tanta habilidad, ¿realmente desea poner una queja? ¿Ayudaría?”

Tags

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close