discos

Julie Doiron – I woke myself up

Han pasado tres años desde que Julie Doiron editara su anterior trabajo, Goodnight nobody (Acuarela, 2004). Después de todo este tiempo, la canadiense ha regresado con I woke myself up (Acuarela, 2007) y con una actitud mucho más enérgica y positiva que aquella a la que nos tenía acostumbrados en discos anteriores: atrás quedó la nostalgia de aquellos temas que susurraban melodías suaves y tempos lentos y arrastrados. Un cambio que, además, no se nota forzado sino probablemente más sincero y natural, lo cual ya es todo un reto.

Las canciones de su nuevo álbum, esta vez compuestas todas en inglés, hablan de temas como la soledad (Dark horse) o viejas amistades que se alejan con el tiempo (Me and my friend), manteniendo esa expresividad y sutileza que siempre han caracterizado a las melodías vocales de Doiron, pero jugando mucho más con ellas en la producción del disco. Gran parte de los temas del álbum beben del folk más puro, como es el caso de I left town o Swan ponds que, si se me permite la comparación, bien podrían haber salido de las cuerdas (las vocales y las de su guitarra) de Devendra Banhart. Las bases rítmicas y las guitarras juegan un papel importante, como ocurre en Don’t wanna be / Liked by you, donde podemos escuchar a una Julie Doiron que descubre su faceta más rockera, o en el que da nombre al disco, quizás la canción que mejor representa esa actitud positiva de la que antes hablaba.

Quien haya seguido de cerca a esta compositora quizás piense -como ha hecho la que escribe estas líneas-, que I woke myself up es el mejor ejemplo de cómo mantener una fuerte personalidad musical sorprendiendo al oyente desde la primera escucha.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar