Cine, Tv y Teatronoticias

Jimi: All is by my side, primeras impresiones

aib_8_06346-andre-3000

El primer gran biopic de Jimi Hendrix ya ha llegado a EEUU. En nuestro país todavía no tiene fecha de estreno.

La película recoge dos años clave en la carrera de Hendrix, 1966 y 1967, antes del mítico festival de Woodstock, cuanto tocaba en el Cheatah Club de Nueva York como guitarrista de apoyo para la banda Curtis Knight and the Squires y atrajo la atención de Linda Keith, la novia de Keith Richards, que fue probablemente la primera persona que intuyó su enorme talento.

En una entrevista, André Benjamin (André 3000) reconoció que perdió 10 kilos para el papel, aprendió a tocar guitarra con la zurda y miró todo el material de entrevistas que había disponible sobre Hendrix.

“Para lograr sus andares, moverme de esa forma, tenía que sentirme como él. Hice ejercicio dos días a la semana e ingerí las calorías justas para mantenerme”, recuerda Benjamin. “Los ensayos de guitarra fueron extenuantes, porque yo soy diestro. Tocar con la zurda es justo lo contrario. Es como caminar hacia atrás”.

Otra dificultad con que se ha encontrado John Ridley- y que puede haber sido un lastre para el resultado de la película- es su director carecía de los derechos de las canciones de Hendrix. Ya en su primer encuentro, en 1966, tocaba para Linda Keith sus propias canciones, como Hey Joe o Red house, pero en la película no podremos escuchar sus clásicos. Encontraremos a André 3000 interpretando versiones como Wild Thing de los Troggs, el Hound Dog de Elvis Presley, Mannish Boy de Muddy Waters o el clásico de Elmore James, Bleeding Heart.

Entre la crítica hay opiniones para todos los gustos, generalmente favorables: “Liberado de tocar los hits, André Benjamin captura elocuentemente el estilo emergente de Hendrix, sin tener que sucumbir ante el oportuno jukebox musical” señala Washington Post. Para Vulture, “Con Jimi: All Is By My Side, el escritor y director John Ridley trata de hacer de la película biográfica de Jimi Hendrix lo que él hizo por el rock ‘n’ roll en los años 60: explotarlo, redefinirlo y ayudar a encontrar lo mejor de sí mismo”. The New York Times aplaude la iniciativa del director: “La ambición y la negativa del Sr.Ridley a tratar a Hendrix como un misterio irresoluble son bienvenidos, habida cuenta de la manía de los biopics de reembalsamar a sus personajes. Aquí, nace una leyenda, y un hombre también”. Para Variety, a pesar de ser “frustrante a nivel musical, es sin embargo una película bien actuada y por momentos impresionante”. Otros no están tan de acuerdo:“Tal vez sea fiel al espíritu del hombre, pero frustrante si usted tiene realmente curiosidad sobre los hechos” apunta New York Post.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close