conciertos

Jarvis Cocker (Barcelona, 22-12-06)

La sala Razzmatazz, antigua Zeleste para los mas nostálgicos, celebraba hace cinco años su primer aniversario. Lo hacía, nada más y nada menos, con la banda de pop británico Pulp, además de otros grupos. Ahora, la misma sala celebra su sexto aniversario, curiosamente con el líder de esa histórica formación: Jarvis Cocker. Hace ya cuatro años de la disolución de los míticos Pulp. En 2001 editaron lo que sería su última grabación, We love life, y en el 2002 anunciaron su separación. Durante este tiempo el artista ha seguido trabajando, escribiendo canciones para Nancy Sinatra o la banda sonora de Harry Potter, y ha dejado su país para irse a vivir a París.

El día: 22 de diciembre. ¡Nos ha tocado la lotería! Bueno, el Sorteo del Gordo de Navidad no, pero nos ha “tocado” Jarvis en la sala Razzmatazz de Barcelona. No es lo mismo, lo sabemos, pero tenemos la gran suerte de haber podido presenciar uno de los cuatro conciertos exclusivos que ofrece el británico en Europa para la presentación de su disco en solitario, titulado simplemente Jarvis. Sin duda uno de los álbumes más interesantes que han salido en este final de 2006.

El concierto supo a poco. Apenas una hora y cuarto con un Jarvis más preocupado por hablar que por cantar, aunque tenemos que decir que es todo un frontman, y que las interpretaciones fueron muy buenas. Y es que el repertorio estuvo compuesto casi en su totalidad por los temas de su último trabajo. Empezó con Fat children, Don’t let him waste your time y la maravillosa Heavy weather, con Jarvis ayudando con una guitarra acústica a los cinco músicos que le acompañaban -entre ellos el bajista de Pulp, Steve Mackey-. Poco después le siguieron la tranquila I will kill again, From a to i, y una de sus canciones más bonitas, Tonite, que tiene ese aire a Richard Hawley tan característico. Y poco después de que las bragas de alguna jovenzuela del público aparecieran encima del escenario (cosa que a Jarvis le hizo mucha gracia), abordaron la recta final previa a los bises con Disney time y -aunque se ayudaron de un sampler– una de las mejores de la noche, Black magic.

En los bises, que fueron dos, Jarvis interpretó el single que publicó en exclusiva en su página de myspace, (Cunts are still) Running the world -una de las sorpresas que podemos encontrar como pista escondida en su disco-, y para finalizar el concierto nos regaló una versión del Satellite of love de Lou Reed. Y eso fue todo, y tras setenta y cinco minutos Jarvis se despidió entre una gran ovación. Sólo nos queda felicitar a la sala Razzmatazz por estos seis años ofreciendo buena música en directo.

Fotos y Texto: Sergi Serrano

Tags

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close