domingo , 22 de octubre de 2017
Home > discos > Is – Istochnikov

Is – Istochnikov

Isabel León, que aquí se esconde bajo el seudónimo de Is, no es nueva en el panorama musical español. Ha formado parte de Chucho, y estuvo al lado de los míticos Surfin’ Bichos desde sus inicios. Pero no fue hasta el tercer álbum de éstos, Hermanos Carnales (Virus-RCA), cuando empezó a dar el contrapunto dulce desde los coros, sumándose desde ese momento al grupo y complementando su sonido escénicamente con el teclado.

Istochnikov ha sido grabado en La Sala de Máquinas de Albacete, muy cerca de su casa, y producido (y compuesto junto a Isabel) por Fernando Alfaro, siendo éste su primer trabajo como tal (obviando sus propios discos y la colaboración con Kebrantas). Asímismo ha sido el guitarrista del grupo base del disco junto a sus ex-compañeros en Surfin’ Bichos (y ahora en Mercromina) Carlos Cuevas (batería) y José Manuel Mora (bajo) y dos de sus actuales compañeros en Chucho, Javi Fernández Milla y Emilio Abengoza. También pasaron por el estudio J (Los Planetas) y Nacho Vegas para poner sus voces. Los arreglos han sido dirigidos por Carlos J. Martínez (habitual en los discos de Chucho y Nacho Vegas).

Así pues, el primer álbum en solitario (que no sola) de Is se nos presenta como un trabajo sólido, que encierra un espectro sonoro muy amplio. Podemos encontrarnos rock, punk, pop, electrónica, jazz, bossa o incluso una nana. Todo ello de la mano de la acaramelada voz de Isabel, que sabe adaptarse a la perfección a todos estos registros. Las letras también comparten esa heterogeneidad, ya que son ácidas, divertidas, a ratos incluso absurdas, pero también hay intimismo, candor y melancolía. Todo con un halo luminoso que hace que el disco nos deje un poso muy agradable.

Y es que hay cortes para todos los gustos. El centro de mi vida da inicio al disco con un desarrollo orquestal de una belleza emocionante, y El abrazo del boxeador da continuación a sus delicados arreglos. En Ella duerme la siesta las voces de Is y Nacho Vegas se amoldan con elegancia. Pimpinela punk se puede considerar como el mayor hit del disco, una parodia-homenaje a los diálogos de los hermanos argentinos. Gracias a la colaboración de J, la canción disfruta de unos arreglos de rock realmente espectaculares.

A continuación paladeamos la deliciosa Mr. Hyde en la que con desnudez instrumental se nos presenta una historia de desamor. El mejor olor es un hermoso canto a las pequeñas cosas de la vida partiendo de la novela de Patrick Süskind El perfume.La triste Soyuz 2 nos cuenta la historia ficticia del coronel Ivan Istochnikov, personaje central en la exposición ‘Sputnik’, del artista Joan Fontcuberta. Las guitarras vuelven a irrumpir en Cura de maldad con el escalofriante final en la voz de J, y en Mal sueño o realidad con el añadido de los coros de Fernando Alfaro y el contraste de la flauta de Is.

No hay descanso en los continuos cambios de estilo. Así se suceden Luna en sol y sus trabajados arreglos de viento y metal, Amor, caos y cosas así en una vuelta al punk más descarado y So happy, mitad en inglés y en español, acompañada del sonido del vibráfono. Por su parte Hablar y hablar es la más alejada de la línea del disco, con unas bases electrónicas un tanto agresivas. Y hablar, su continuación, vuelve a cambiar el registro completamente, basando su sonido en los teclados y en la voz desdoblada de Isabel.

Las reminiscencias de rock & roll clásico en el inicio de No lo entendéis se topan con las guitarras más punk de todo el álbum, con un intervalo en que la letra se vuelve absolutamente ininteligible. Luces marca el inicio del final de este viaje en otro tema delicado, que precede al corte final Nana del hijo no deseado. Ésta, otra vez a dúo con Fernando Alfaro, es una dulce canción de cuna que refleja el espíritu desenfadado del disco.

Sin duda una sorpresa en toda regla este primer trabajo de Isabel León, divertido y desbordante de interés de principio a fin. Ya sólo queda ver cómo es capaz de desenvolver todo su sonido en directo. Esperemos que su proyecto tenga continuación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *