discos

Grizzly Bear – Veckatimest

grizzly-bear-vecktimest

El tercer disco de los americanos Grizzly Bear sigue las mismas pautas y patrones de su anterior trabajo, Yellow house (Warp, 2006), aunque podemos detectar ciertos matices nuevos. Si Yellow house rebosaba oscuridad y barroquismo sonoro, Veckatimest (Warp, 2009) aporta cierta luminosidad, aunque no en exceso, y mucho colorido sonoro. 

Veckatimest es el nombre de una isla inhabitada en Dukes County, Massachusetts, cerca de Cape Cod, donde el grupo pasó un tiempo después de la gira de agosto con Radiohead. Estuvieron en una casa de la abuela de Ed Droste, donde dieron forma a las composiciones que la banda ya tenía preparadas en borrador desde julio. Ed Droste, Christopher Taylor, Daniel Rossen y Christopher Bear firman así uno de los mejores trabajos del año.

El disco empieza con aires sesenterosSouthern point nos atrae por esas guitarras acústicas y por el inicio de la sección rítmica, que nos transporta, de una manera simbólica, a un pequeño carnaval de barrio o a un improvisado circo. Pero la canción que destacamos por encima de todas es, sin duda, Two weeks. Para el que escribe, la mejor canción del año, ya que toda ella rebosa perfección. Las notas hipnóticas de su piano, con ritmo constante, y esa multitud de capas de voces nos acercan cada vez más a los Beach Boys. Como en Fine for now, otra de las destacadas por su tremenda fuerza musical. La entrañable Dory, por su precioso estribillo, o el magnetismo que desprende Ready, able, hacen que te des cuenta del gran valor que tiene el álbum: es una grabación imaginativa, con momentos íntimos y que, si bien sigue la línea mostrada en sus anteriores trabajos, es digna de ser considerada.

Tags

2 Comments

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close