miércoles , 20 de septiembre de 2017
Home > discos > Garrett Wall – Daylight, nighttime

Garrett Wall – Daylight, nighttime

Aunque no lo sepas, es más que probable que ya hayas escuchado al irlandés Garrett Wall. ¿Dónde? En unos cuantos anuncios, interpretando canciones como Thinking out of the box (Toyota Corolla), o Looking inside you (Beefeter). También puede sonarte por su canción These days, de la banda sonora de la película Amor en defensa propia (Virgin Records/Universal Pictures, 2006). Esto podría ser algo anecdótico, si no fuera porque su música tiene bastante que ver con la publicidad y el cine.

Las canciones de Garrett Wall encajan perfectamente en esa especie de subgénero conocido como adult contemporary music en las radios anglosajonas y que, aquí en España, han adoptado como fórmula de éxito emisoras como M-80 o Kiss FM. Y básicamente eso es lo que nos encontramos en este Daylight, nighttime (Junk Records, 2006). Aunque creo que con la explicación anterior se entiende perfectamente a lo que me refiero, para concretar podemos decir que se trata de pop sencillo, cercano, y de calidad. Encaja perfectamente en la etiqueta –también anglosajona– de easy listening. Entre las canciones que mejor se ajustan a esta clasificación nos encontramos con Space, Never too late, Life is worth living o Daylight, night time.

En el álbum también encontramos reminiscencias country (Do it all again) y folk (When it comes), siempre desde una perspectiva pop que “facilita” su escucha. Y como siempre hay quien gusta de comparaciones, podríamos decir que cuando Garrett Wall emplea registros más graves su voz recuerda a la de Fran Healy de Travis, como en Elizabeth. Si hay algo que destaca por encima de todo es la cuidada producción del conjunto, mano a mano entre el propio Garrett y José Luis Chicote, responsable también de la grabación y la mezcla en su estudio de Madrid. Y, también muy por encima de la media, están las interpretaciones: los bajos de Paul Moore, la batería de Ger Farell, las cuerdas de Livia Sohn, Bojan Cvetreznik o John Stokes entre otros, la guitarra y la pedal steel de Carlos Raya y, cómo no, la propia voz de Garrett. También colabora en el disco, en Expanding universe, el rapero cubano Nilo MC, toda una sorpresa -por lo menos para mí lo fue, era algo que no esperaba encontrar aquí-.

Como curiosidades, este Daylight, nighttime incluye dos ¿bonustracks? La interrogante surge al preguntarme por qué ha decidido llamar así a las dos últimas canciones del disco, si ésta es su primera edición en España y, hasta el momento, no ha salido tampoco en ningún otro país. Entre dichos temas se encuentra Here comes the rain again de Eurythmics, en el que Garret canta únicamente acompañado por la guitarra, un violín y una mínima percusión.

Si decía que era un disco bien producido, con buenas interpretaciones y con calidad en general, ¿qué es lo que le falta? No sabría decirlo exactamente, pero lo cierto es que el álbum funciona a la perfección como hilo musical, como fondo para un anuncio o una banda sonora, pero en conjunto resulta algo lineal. Digamos que le falta “chispa”. Seguro que cualquiera que lea estas líneas y escuche el disco sabrá a lo que me refiero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *