domingo , 22 de octubre de 2017
Home > discos > Eric Clapton – One more car, one more rider

Eric Clapton – One more car, one more rider

Volvió Clapton a la esencia por la cuál las calles londinenses se llenaron de pintadas en las que se leía “Clapton is god”. Con este disco doble, grabado en directo en Los Ángeles durante la gira de 2001 de presentación de su disco Reptile, podemos volver a oir al guitarrista que en su anterior trabajo había dejado apartado este instrumento para potenciar su faceta de cantante.

Sin duda alguna, los temas sacados de aquel disco, Reptile, mejoran cuando son interpretados en directo y resaltan esa faceta de guitarrista que no debió haber dejado de lado. Entre estos temas, destacan la aventura bossanova Reptile o el blues Got you on my mind. Y es que la vertiente blusera de Clapton da para mucho, pues entre otros temas que ya interpretaba en el pasado rescata para el directo algunos como Hoochie coochie man o Have you ever love a woman. También tiene cabida, como broche de oro del disco, todo un clásico estandar de jazz: Over the rainbow, tema que Clapton tocaba durante las pruebas de sonido previas a los conciertos y que acabó incorporando al repertorio de esta gira.

No sólo los temas de su último disco en estudio mejoran. Realmente supone una revisión a los anteriores trabajos de estudio de Clapton en solitario, todas en la década de los ochenta (exceptuando el disco que grabó junto a B. B. King Riding with the king, un par de recopilatorios y From the cradle, un disco de estudio grabado en directo) y ese experimento llamado Pilgrim con el que intentó llegar a las nuevas generaciones de la MTV. Pero en esta ocasión estos temas siguen teniendo la esencia de blues y rythmn & blues que siempre han caracterizado a slowhand, una vez que se han despojado de unos tediosos arreglos tendentes al barroquismo en los que las baterías no deberían de haber sido programadas y en los que sobran sintetizadores. Así, temas como My fathes eyes, Goin’ down slow o She’s gone suenan mejor que en su versión original.

Otro de los puntos fuertes del disco son las revisiones de temas clásicos del guitarrista. Entre ellos hay que destacar la recuperación de Layla en su versión eléctrica. Con ella, se recupera ese espíritu de principios de los setenta y podemos oir a Clapton en su faceta más rockera, casi desaparecida por completo en las últimas dos décadas. Siguiendo esta época de Clapton, destaca una de las canciones que le hizo más famoso, la versión de J. J. Cale Cocaine. También el Sunshine of your love, compuesto junto a Jack Bruce (y con letras del poeta Pete Brown) cuando ambos formaban parte de Cream, realza esta faceta rockera de un “manolenta” que en realidad demuestra que no lo es tanto.

Siempre que se habla de un recopilatorio o de disco en directo se comenta mucho la selección de los temas que se incluyen en él. En este caso, hay que hechar en falta alguno como White Room, pero en general este tema depende más de los gustos personales de cada uno. Por lo demás, la selección es bastante acertada. Y lo es hasta en las canciones que no están incluidas en el disco pero que sí se incluían en los conciertos de la gira en la que se grabó. Hay que destacar, entre éstos, el sigle del disco que se presentaba en dicha gira, la versión de Stevie Wonder I ain’t gonna stand for it, que estuvo sonando sin parar en todas las radios durante la promoción del disco y la gira, y que tampoco aportaba nada al original. Quizá también se podría haber excluido del disco el tema que Clapton dedicó su hijo cuando éste murió Tears in heaven. Una nueva versión de este tema no aporta absolutamente nada nuevo y, desgraciadamente, ha perdido toda su emotividad y su belleza tras ser repetido hasta la saciedad sobre todo desde su inclusión en su disco Unplugged. Hace ya diez años. Quizá los seguidores menos exigentes se quejarían entonces de su falta. Pero en fín, para gustos, colores.

Con este One more car, one more driver se recupera a una de las figuras más importantes de la música popular de los últimos treinta años tal. “Clapton still is good!”

También te puede interesar...

The Yardbirds – For your love (1965)

Era el grupo de origen de Graham Keith (10cc), de Jeff Beck pero también de …

El último homenaje de Eric Clapton & Friends a J.J. Cale

El disco de homenaje Eric Clapton & Friends: The Breeze, An Appreciation of J.J. Cale …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *