entrevistas

Entrevista a Bronco Bullfrog (noviembre 2004)

Bronco Bullfrog es uno de los fichajes estrella de Rock Indiana. Su último disco, Oak Apple Day, ha llevado al grupo a recorrer España a lo largo de este año, actuando en diversos festivales como Ebrovisión o Felipop, donde vendieron todas las copias de su álbum. En noviembre, el Autum Almanac 2004 les ha vuelto a traer por ciudades como Valladolid, Burgos, Bilbao, Valencia o Madrid. Y es en esta ciudad, antes de su actuación en la sala Moby Dick, donde les entrevistamos.

Andy Morten, Louis Wigget  y Michael Poulson

– Para ir abriendo boca, ¿cómo y cuándo nació el grupo?

Louis: Yo nací en 1971, ¿y tú, Andy? [risas]

Andy: En 1951. [risas]

Louis: Mike y Andy tocaban juntos en otra banda.

Andy: Teníamos una banda llamada The Nerve, y Louis tenía un grupo llamado Vibraphone en el que yo también tocaba la batería.

Louis: Andy tocaba para mi banda y también para Michael.

Andy: Luego todos los grupos se rompieron y yo encontré a Louis, le dije “¿Quieres que montemos un grupo juntos? Sólamente los tres”.

Louis: Porque en el otro grupo teníamos dos guitarristas.

Andy: Así que le dijimos a Louis “¿Quieres estar en el grupo? ¡Pues tienes que tocar el bajo!”. [risas] Pero afortunadamente Louis toca el bajo como si fuese una guitarra principal, así que…

Michael: Es más fácil para mí, para los solos. [risas]

Andy: Y así empezamos. Yo tenía muchas canciones que había compuesto antes y dijimos “¿Probamos algunas canciones?”. E hicimos Green acre hill, History, Togheter… Fueron las primeras canciones que compusimos y pensamos “¡Oye, esto suena bien!”.

Louis: Formamos esto básicamente porque nos apetecía. Antes habíamos estado en bandas y en realidad no teníamos ninguna meta.

Andy: En Bronco Bullfrog las canciones eran más importantes. Antes, en los otros grupos, escribíamos canciones, pero era más como una banda psicodélica, una banda heavy rock… Y con este grupo podemos ser simplemente una banda. Siempre nos concentramos en que los temas sean interesantes, a veces un poco complejos.

– ¿Cuáles son vuestras influencias musicales?

Louis: Me gustan Tomorrow, Vandalians, The Hollies…

Michael: You Am I, ¡gran grupo! Bee Gees…

Andy: Creation, Easybeats, Zombies… En general el pop de los 60, el Old Fashion de los años 60.

– ¿Qué diferencia hay entre Oak apple day y vuestros anteriores discos?

Louis: Ha sido todo distinto. Hemos grabado en diferentes circunstancias, diferentes lugares, con gente diferente, por lo tanto el sonido ya es distinto. Por ejemplo, puedes comprar un álbum de AC/DC y ellos siguen hablando de sexo, usan los mismos riffs, con el mismo formato… Eso mismo pasa en nuestro álbum, por nuestras influencias. Hemos escuchado la misma música durante muchos años. Si tus influencias cambian mucho tus producciones también lo harán. Puede ser diferente pero mantener la esencia.

Andy: Es lo siguiente que esperamos hacer. Queremos cambiar algo. Realmente no sabemos cómo va a ser. Quizá algo más experimental…

Louis: El último álbum es mi favorito, me gusta mucho.

Andy: Está grabado en Madrid. Para nosotros eso es algo completamente nuevo.

Louis: Fue delicado. Las circunstancias en las que grabamos fueron un poco fuertes. Fue extraño, la preparación no fue diferente a la de los anteriores discos pero tuvimos que grabar todo en una sola semana. Pero hicimos nuestra típica preparación. [risas]

Michael: …ningún tipo de preparación.

Louis: Teníamos las mismas canciones y dijimos: “¡Ah! Mira, una nueva canción…”. [risas] No, en serio, Oak apple day es más consistente como álbum.

Andy: Porque antes grabábamos tres canciones, esperábamos tres meses, y luego otras tres canciones, y costaba mucho terminar el álbum. Éste se hizo en una semana: Fausto lo mezcló en su Apple Mac. Nunca habíamos mezclado en digital.

Louis: Antes también teníamos mejores temas, la banda acababa de formarse, teníamos más energía…

Andy: Éramos más jóvenes.

Michael: Hace ocho años, ¿no? Toda la vida por delante… [risas]

Louis: En resumen es el mejor álbum, me gustan las canciones, el sonido… Y cuando al final te dicen, “Buen disco”, no es que eso te convenza del todo, pero tienen una parte importante cuando te dicen que les gustan las canciones…

– Cuando habéis hablado de hacer algo nuevo con vuestra música, experimentar más… ¿estáis pensando en usar la electrónica?

Andy y Louis: ¡¡Nooo!!

Andy: Es simplemente cambiar, hacer algo diferente.

Louis: Si escuchamos algún álbum de pop, es algo como… cuando escuchas a Hollies, a veces puede ser un poco… ¿Cómo decirlo? Psicodélico ¿no?

Andy: Orgánico.

Louis: Sí, orgánico. A veces escuchas grupos de pop que dan la vuelta a una palabra, y hacen que suene como algo totalmente distinto. Sus canciones son básicamente muy pop, pero escuchas cosas que… Es el ambiente, cuando escuchas su música es…

Andy: Como Paul McCartney.

Louis: Tiene algo determinado, pero a la vez también puede hacerlo de otra forma. Un tema puede ser muy tranquilo, muy honrado… Pero introduces algo en esa música y puedes cambiarlo hacia otro camino. Si nosotros cambiásemos algo, intentaríamos hacer algo no tan obvio, no tan parecido a lo que hemos hecho hasta ahora.

Andy: Creo que nuestras canciones son muy calculadas. Son canciones pop, no dan pie a hacer un solo de 15 minutos. Todo tiene que ser más cuadrado, es muy difícil para nosotros improvisar, experimentar… A veces cuando ensayamos hacemos más ruido, improvisamos, nos salimos de lo rutinario… y me gustaría hacer eso en un disco. Y después de una pista así, me gustaría hacer algo bonito, como una canción folk, con una guitarra acústica y una flauta. Simplemente cambiar, porque nos gustan tantos estilos de música que no es justo que simplemente seamos un grupo de power pop. Nosotros no escuchamos Big Star o The Who todas las noches; también escuchamos a Pentangle, Black Sabath… Nos apetece intentarlo, así que la primera canción de nuestro próximo álbum será instrumental y durará 25 minutos. [risas]

– ¿Algo así como lo que hicisteis en vuestro disco Bronco Bullfrog? En él hay canciones más folk, más cañeras, más psicodélicas…

Andy: Sí, quizá más country… Es lo que nos gustaría, muchas cosas diferentes. Ahora tenemos que cambiar porque la fórmula Bronco Bullfrog, de canciones pop de cuatro minutos, como da da da, es muy agradable, muy happy. A todo el mundo le gusta, pero tenemos que cambiar… Es muy importante para nosotros porque si no sería como… The Tremeloes, siempre haciendo lo mismo.

Michael: Marmelade.

Andy: Marmelade o algo así… pero no… Están bien. [risas]

– Grabasteis y mezclasteis Oak apple day en Madrid, en los estudios Brazil, con Jose María Rosillo, Fausto Martín… ¿cómo fue la experiencia?

Andy: Extraña.

Michael: Diferente.

Louis: Algunos días teníamos que estar en el estudio 14 horas.

Andy: Sin comida, ni agua. [risas]

Louis: Fue estresante. Hubo mucha concentración en un período muy corto de tiempo. No es que no pudiéramos hacerlo, de hecho lo hicimos, pero es algo a lo que no estamos acostumbrados. Era estresante…

Andy: Hubo risas, lágrimas…

Louis: Lo pasamos bien. Si tuviera que volver y repetir la experiencia lo haría probablemente con más preparación. [risas] Quizá un mes o dos.

Andy: Fue como un gran período de tiempo, los días eran muy largos. Las tres de la mañana, intentas cantar y no puedes, te agobias y sabes que sólo te queda un día…

Louis: Sin parar de fumar. Ahora estoy dejándolo, después de eso… [risas]

Andy: Yo perdí mucho peso. Yo estaba así [saca tripa] y después… [mete tripa] [risas]. Santi Campos nos preguntó: “¿Cuánto tiempo necesitáis para hacer un álbum?. Y dijimos: “¡Una semana!”. ¡¡Queríamos decir un año!! [risas] Pero vamos, no nos arrepentimos de nada.

– Pero muchos de los temas de ese álbum estaban ya grabados en una demo, ¿no?

Michael: Sí, cinco de ellos.

Andy: Hicimos las demos en casa de Louis, de Mike y en la mía. Llevábamos todo el equipo y grabamos las voces en el baño, todo es muy casero. Pero las canciones de esa demo son muy buenas, yo creo que son las mejores.

– Y cuando trabajas en tu propia casa es como más… ¿tuyo?

Andy: Es más divertido, más fácil. Te sientas en casa con cualquier cosa, la barba, un cigarro y una taza de té, tocando la guitarra a tu propio ritmo. Es perfecto.

Louis Wigget, Michael Poulson y Andy Morten

– Si vuestros discos tienen muy buena acogida, en lo que realmente destacáis es en vuestros directos. ¿Qué es lo que os gusta más a la hora de tocar sobre un escenario?

Louis: Es más puro. Te metes en el sonido, es más como un arte.

Andy: La canción te interpreta a ti… [risas]

Louis: ¡Sí! Proyectas más energía, yo lo disfruto más. Te desquitas de todo, es lo mejor de los conciertos. Son dos cosas distintas: por eso la gente va al teatro y luego va al cine, es muy diferente. Intentas atravesar al público, las canciones se ajustan más a lo que tú puedes llegar a tocar como banda, es más pasional. Cambiamos muchas de las canciones en el directo: las agrandamos, las tocamos más fuertes…

Andy: Por ejemplo, la canción que hemos tocado en la prueba de sonido en el disco está grabada con una acústica, es más suave. En directo la tocamos con guitarra eléctrica, el volumen sube, tiene más fuerza… es totalmente diferente. Por desgracia, sólo somos tres y no tenemos un tipo con la acústica y otro con el piano.. y otro con trompetas y otro con… [risas] Tenemos que tocar con los instrumentos que tenemos y por debajo de las voces podemos improvisar un poco.

Louis: Es agradable porque a veces podemos improvisar al final del tema, crear algo nuevo. Cuando tocamos en Inglaterra, al final del show empezamos a hacer ruido, era tan desvergonzado… No podías controlarlo todo pero a la vez era genial, ¡era grande!

Andy: A mí me gusta ir a un concierto con tres o cuatro personas tocando y verles agitando sus cabezas y dejándose llevar. ¡Parece que se van a morir! Me encanta. No me gusta ver a grupos totalmente quietos en el escenario. Tienes que subir al escenario, agitarte, sudar… Si no, es que no lo has hecho bien del todo. [risas]

– Tenéis muchos fans en España, la gente habla cada vez más de Bronco Bullfrog. ¿Cómo es en otros países?

Louis: No es. [risas] Realmente es escaso. ¿Cuántas veces hemos tocado en Inglaterra este año?

Louis: ¡Ah! En Londres, ese club horrible. ¡Qué cosa más psicodélica! [risas]

Andy: Inglaterra está muy mal en este momento para bandas así.

Louis: Somos más afortunados con el público de España, aprecian lo que hacemos, les gusta. En Inglaterra nunca tuvimos una oportunidad así. En España es todo más honesto.

– Pero en España hay mucha música muy comercial. Música que te intentan vender por cualquier medio. La gente comienza a conocer grupos como vosotros, parece ser que hay algo más… Pero las listas de ventas en España no están nada relacionadas con la música.

Andy: Es exactamente lo mismo que en Inglaterra. Ellos también compran mala música, y no sólo bandas de tíos guapos, hay otros grupos que se venden de la misma forma como The Hives o The White Stripes. No los compran porque crean en ellos, sino porque deberían, porque es sorprendente… y va al número dos de las listas de ventas. No creo que la gente en Inglaterra compre buena música porque les guste, sino porque está muy promocionado por las revistas, los medios…

Louis: No es como el Heavy Metal, por ejemplo. No es mi estilo de música, pero allí la gente compra grupos independientes, pequeños. Investigan más… hay más actitud con ese tipo de música.

Andy: Igual que con la música dance. Hay un gran mercado, más underground… La gente comienza a hacer sus propios discos. Nosotros allí ni lo intentamos. Vinimos a España en el año 2000 y dejamos lo de Inglaterra. En los 80, tocamos durante 15 años allí y era, bufff, lo mismo todas las semanas. Nadie venía a verte, a nadie le importaba. Y aquí fue genial: hemos salido en la radio, en la televisión… En Inglaterra nunca, tienes que pagarles 5000 libras para que tu grupo salga en la tele.

– Habéis comentado algo acerca del panorama musical actual, ¿hay alguna banda nueva que os guste especialmente?

Louis: Nuevas bandas, sí. Por ejemplooo… mmmm… David Bowie, una banda nueva que dicen que tiene futuro. [risas]

Michael: T-rex es mi favorito. ¡¡Está en el Top of the Pops!!

Andy: Yo casi no compro discos ahora.

Louis: Hay uno que está en Rough Trade Records. El grupo se llama Aberfeldy, muy buen álbum. Es una banda escocesa muy folk, con banjo, guitarras acústicas… No me acuerdo del álbum.

Andy: Mi disco favorito es uno de The Uncle Devil Show, se llama A terrible beauty. Es genial.

– ¿Cómo veis vuestro futuro? ¿Vais a grabar un nuevo álbum?

Andy: Tenemos temas nuevos.

Louis: Estamos pensando en ello. Hemos estado grabando demos, trabajando en nuevos temas… Básicamente tenemos ganas de hacer algo nuevo, algo en lo que no tengamos que trabajar demasiado. [risas]

Andy: Quizá con sonidos nuevos, cambiar baterías, más distorsión con las guitarras, quitar algunas armonías… Simplemente cambiar. Grabar el tema y decir: “Vale, ahora lo cambiamos, vamos a hacerle algo”.

– Se rumoreaba que la banda iba a separarse, pero habeis grabado este disco, continuais dando conciertos… ¿Es verdad? No sabemos si son habladurías o es cierto.

Andy: Pasamos por momentos un poco difíciles…

Louis: En esencia somos una banda en continuo progreso, pero no como una banda real que está junta todo el rato. Seguimos siendo amigos… bueno, el grupo sigue, sean las circunstancias que sean en las que ahora estamos. También vivimos en diferentes sitios, y tenemos diferentes metas en la vida. La banda está tomando un segundo plano tras nuestras respectivas vidas.

Andy: Pero estamos aquí y ahora.

Louis: Y seguimos tocando.

Andy: En Felipop hablamos con Santi Campos: teníamos problemas y no sabíamos qué hacer con la banda. Estábamos dudando y él nos dijo: “Lo que queráis hacer está bien: si queréis hacer otro disco os apoyamos, y si no, también”. Así que fuimos a casa, lo pensamos y dijimos “Sí, queremos estar aquí, queremos tocar”. Mientras alguien lo pase bien con nosotros y nos propongan venir a tocar a España, nosotros vendremos. Cuando nadie se divierta con ello, pararemos.

Louis: Realmente queremos cambiar de verdad, hacer algo diferente; no del todo, pero si algo para alguna otra grabación… Probablemente afectará también los a conciertos, la organización…

– ¿Qué pensáis acerca de la idea de vuestro sello discográfico, Rock Indiana, de vender discos a un precio tan razonable, 5 Euros?

Louis: Es fantástico. Lo mejor. Si todas las discográficas hicieran eso…

Andy: Y además funciona muy bien.

Louis: Me gusta ir a una tienda y comprar discos tan baratos. Si alguien puede vender un disco por 5 euros, lo que se está diciendo básicamente es que todo el mundo puede hacerlo… Es muy interesante.

Andy: Están señalando a la industria discográfica diciéndoles “Que os den, lo podemos hacer por 5 euros, así que ¿por qué lo ponéis a 15?”.

Louis: Vale, se supone que con más dinero se puede hacer más promoción y todo eso, pero al final te das cuenta de que la otra alternativa está funcionando muy bien, tienen más éxito y admiración, porque la gente puede conseguir un CD por 5 euros.

Andy: Y la gente de Rock Indiana son unos tipos estupendos. Han hecho como 200 álbumes, un gran archivo de bandas muy buenas. Son muy amables, nos llevan a los conciertos, luego nos tomamos unas copas con ellos -y antes, y durante- [risas] y llenamos sus casas con nuestro horrible olor a pies. [carcajadas] Es genial.

Andy Morten, Louis Wigget  y Michael Poulson

Autor: Ana F.
Fotos: Javier Jodra

Tags

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close