entrevistasespeciales

El test de las 5: Flamaradas

Flamaradas

Hoy nos visita Daniel Magallón, que, junto los coros  de las Llamitas (Lorena Álvarez y Eli Lloveras), las guitarras de Germán CarrascosaDaniel Granados (Tarántula), quien también se apunta a los tambores, los teclados de Raúl Navas y el bajo acompasado de Nacho Gago acaba de publicar el segundo álbum de su proyecto Flamaradas, con el título de Pasaje entre las cañas (El Genio Equivocado/Producciones Doradas, 2015).  De su disco y de muchos más asuntos más conversamos con él en el test de las 5.

Lugar y fecha de nacimiento:
Barcelona 28 de Junio de 1973

Dirección actual de ensayo, corte y confección:
Un sótano cerca de la plaza Sant Felip Neri en el barrio gótico de Barcelona

¿Qué líquido – o sólido- elemento suele serviros de gran ayuda en el proceso de escritura y/o composición?
Para componer canciones; té o vino rosado.

Una de las canciones que más nos gusta de vuestro nuevo álbum es esa “bossa nova folk” titulada Piel de piedra. De todas vuestras influencias, ¿cuál podría ser la que más nos podría sorprender a primera vista?
Siempre me ha fascinado cierta fijación que tenían algunos grupos psicodélicos de la costa este americana por los sonidos españoles, sobre todo Jefferson Airplane. Me resulta muy sugerente. Siempre he creído que los grupos de rock patrios deberíamos fijarnos más en esos experimentos. Como si de alguna forma fueran “rocanrroles de ida y vuelta”.

Parece que ahora a todo tipo de grupos les gusta colgarse la etiqueta de “indie”…¿pensáis que se ha erosionado el concepto?
Un poco erosionado sí que está.

¿Cuál es vuestro recuerdo musical- en forma de disco, actuación, familiar…-que hiciera que os dedicáseis a esta profesión?
Mi padre era del PSUC y muchas veces colaboraba en la organización de los conciertos del la Festa del Treball. Eran unos conciertos enormes , de los más grandes que se hacían en Barcelona en los años ochenta. Él, siempre que podía, me colaba dentro del escenario para ver a los grupos desde el otro lado de la valla . Aquello me fascinaba, el sonido atronador, las guitarras, tanta gente. Imagino que ahí fue donde decidí que quería tener una banda y salir a cantar canciones por el mundo.

¿Qué grupo o disco os resistís a quitar del walkman?
Supongo que alguno de Neil Young. El Zuma o el  On the Beach.

Ahora que ya sabemos que probablemente no vamos a ver a Bowie en un escenario nunca más, ¿a qué músico/banda de otra época os hubiera gustado ver en directo?
A Elvis en las Vegas

Seguimos hablando de música en vivo…¿Dónde os sentís más cómodos tocando, en festivales al aire libre, teatros, locales cerrados, cumpleaños, convenciones…?
Sin un entorno favorable nuestra propuesta se vulgariza mucho. Los locales cerrados siempre son mejores.

¿Tocaríais para niños? Y si fuera así, con vuestras propias canciones o harías un setlist especial…
Ya me toca hacerlo de vez en cuando. Mis canciones gustan pero no hay nada como un buen rocanrol para convencer a los críos. Burning y Tequila son infalibles.

¿Qué consejo deberíais haber escuchado, pero no lo hicisteis?
Pues ahora mismo no caigo. No suelo hacer mucho caso a los consejos. Soy así de cabezón.

Ahora que todo- incluso los funerales-se ofrece en streaming¿Creéis que el sistema es el futuro, una moda pasajera, un error?
Sobre los soportes musicales no tengo un criterio muy definido. A mi el streeming me parece de puta madre. Pero no sé cuanto durará, ni si sera definitivo. A ver que inventan y cómo nos lo venden.

Ese grupo o solista nacional de cualquier década que merece/mereció más repercusión de la que tuvo:
BB sin sed. Me encantaban.

Definid, con una palabra, vuestro nuevo disco, Pasaje entre las cañas:
No me atrevo. Quizás no soy yo la persona que deba hacer ese ejercicio de síntesis. Todo lo que diga puede parecer parcial o pretencioso

¿Hay alguien con quién- desde el punto de vista musical- os hayan comparado que jamás hubiéseis imaginado?
Por suerte o por desgracia a la gente siempre le ha costado mucho definir mi música. Hace pocos meses, en un periódico de Catalunya, decían que mis canciones estaban entre Paco Ibañez y Nick Cave. A mi ya me pareció bien.

Un momento especial que os haya dado la música, que no sea un concierto propio:
Quizás el momento más revelador en un concierto que recuerde fue el que dieron Giant Sand en el año 2000 en el Serie B de Calahorra. No se si fue el lugar, lo inesperado del momento o que me volvió a hacer efecto todo lo que había tomado la noche anterior pero aquello me conmocionó. La sutileza de su propuesta, lo arriesgado y libre que parecía todo. Creí ver como jugaban con las canciones sin importarles lo que resultara , pues en el propio proceso ya estaba implícito el éxito.

Ya digo, no sé todavía si fue real o una percepción distorsionada por las circunstancias. Pero el efecto que tubo aquel concierto en la idea de música que yo quería hacer fue inmediato.

A partir de entonces ya me dio igual el estilo de música, si era moderno o tradicional, si estaba muy ensayado o era una música creada justo en ese instante. Todo debía estar supeditado a la idea de emocionar y para eso las canciones son un medio y no un fin en si mismo.

Decid algo bonito de vuestro sello discográfico:
Que son muy majos.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close