entrevistasnoticias

El test de las 5: balago

balago-promo

David Crespo lleva detrás de balago más de diez años. Con diferentes acompañantes y formaciones, su música siempre ha bordeado las fronteras de la luz y la oscuridad, como si fuera una baliza cósmica que explora, suspendida en el infinito y a cámara lenta, los confines mismos del universo y el tiempo. Sean experiencias de introspección, ejercicios de dilatación de los géneros o una simple herramienta de apertura mental, sus discos no dejan a casi nadie indiferente. Su quinto y último trabajo, Darder (Foehn Records, 2013), elaborado junto a Guim Serradesanferm y Roger Crespo, marca una línea de evolución que, aun en apariencia difusa, solo lo parece porque navega por territorios semidesconocidos para el oído humano, y ni ellos saben lo que encontrarán en la próxima nebulosa o en la siguinete curva melódica; allá, en ese vasto universo musical de paz, vacío y cálida inmnsidad que han creado. Contestan los tres a nuestras preguntas a la hora del té:

Nombre completo de la banda: balago

Lugar y fecha de nacimiento: Invierno de 1998 en La Garriga (Barcelona)

Dirección actual de ensayo, corte y confección: Mi casa (David), un dúplex donde tengo el estudio montado en la parte de arriba.

Dos adjetivos con los que habitualmente describes tu música: Oscura, melancólica.

¿Cuál es el sitio más raro en el que habéis tocado? La cueva de San Ignacio Loyola en Manresa. Está ubicada en una iglesia y es uno de los mayores lugares de peregrinación a nivel mundial.

Una marca de cerveza: No somos sibaritas de la cerveza.

¿Qué esperas de Darder (Foehn, 2013), tu nuevo trabajo? Agradar y la ilusión personal de seguir disfrutando con una de las cosas que nos gusta hacer.

¿Android o de iPhone? (David) No me interesa. (Roger). Ni uno, ni el otro. (Guim). Indiferente.

¿Al concierto de qué grupo podrías ir con todos los colaboradores que has tenido a lo largo de tu carrera musical? Pixies

¿Quién tiene la culpa de la crisis? (David) No lo sé. (Roger) La gentuza sin escrúpulos y su sistema podrido que les permite actuar impunemente. (Guim) Los Bancos.

¿Quién o qué nos sacará de ella? (David) Nadie ni nada. (Roger) No tengo mucha fe en que las cosas puedan mejorar, quizás el colapso total. (Guim) La tormenta solar.

¿Hacia dónde va el sonido de balago? (David) Evoluciona. (Roger) Ya se verá. (Guim) Quién sabe.

Ganador del próximo mundial de fútbol: (David) Brasil. (Roger) No lo sé y me da igual. (Guim) Brasil.

¿Cómo es el prototipo medio de un asistente a un concierto vuestro?  (David) Adulto joven y variado. (Roger) Gente abierta a descubrir nuevas propuestas musicales. (Guim) De todo.

Defíneme a Oso Leone en una palabra: (David) Botánicos. (Guim) Mallorca. (Roger) Coherentes.

¿Hotel o casa de amigos? (David) Hotel. (Guim) Hotel. (Roger) Casa de amigos.

Al margen de sustancias, bebidas u otros elementos más o menos legales, ¿tocáis con el estómago lleno o vacío? Depende de la hora que toquemos.

La música para ti es: A) una forma de vida. B) una herramienta. C) un juego. (Vale respuesta múltiple u otras): (David) Una de mis pasiones, obsesiva en las temporadas que me centro para componer un disco. (Roger) Un complemento. (Guim) Una vía de escape.

Confiesa alguno de los nombres que descartaste antes de decantarte por balago (por cierto, es con minúscula?): (David) No descarté ninguno. Abrí una pagina cualquiera en el diccionario de la real academia española, señalé con el dedo al azar y salió esta palabra que no es nada más que un simple arbusto. Es con minúscula y sin acento para denominar al grupo.

¿Por qué buena causa tocarías un concierto en pelotas? (David) Por un acto de P.E.T.A. o de A.L.F. (Roger) Soy demasiado puduroso para tocar en pelotas. (Guim) Nunca tocaría en pelotas.

¿Es posible transmitir igual con letra que sin ella? (David) Por supuesto. Solo varia la forma pero es el mismo lenguaje. (Roger) Claro. (Guim) Si.

¿En alguna ocasión alguien del público ha hecho algo que os haya molestado? (David) Si, mas de una vez. (Roger) Seguro. (Guim) Si, “No tenéis nada más animado?”

¿Cómo definirías la relación que hay entre tu música y el cine? (David) Somos amigos. (Roger) El cine es una gran inspiración. (Guim) Se complementan muy bien.

Un momento especial que te haya dado la música, que no sea un concierto propio: (David) Cuando mi padre me tocaba la guitarra de pequeño. (Roger) Cada vez que escucho una canción de mi niñez y me transporta en el tiempo. (Guim) La mayoría de los domingos de mi infancia. Siempre sonaba música clásica.

¿A qué edad te fuisteis de casa? (David) 29. (Roger) 25. (Guim) 22.

¿Con qué bandas habéis coincidido en algún festival, solapándose su concierto con el vuestro, que os ha hecho pensar: “joder, qué mala suerte!”? Ninguna

¿Devolvías las cintas al vídeo-club rebobinadas o no? (David) Si. (Roger) Casi siempre. (Guim) No y encima solía pedir que me las rebobinaran al alquilarlas.

Di algo bonito de vuestro sello discográfico: (David) Marc es buen chico y nos deja hacer lo que nos da la gana. Además, me gusta el logo del sello. (Roger) Son tiempos difíciles para los sellos y la labor de Foehn es encomiable. (Guim) Es una familia.

Tu posición ante las anchoas: ¿las odias o las adoras? (David) Me gustan sobretodo las que prepara mi suegro Maurice. (Roger) Las aborrecí pero no las odio. (Guim) Me gustan mucho.

Acaba la siguiente frase con un paralelismo: ‘Nos gusta tanto subir a un escenario a tocar como…’ (David) Pasear por la montaña con mi perra. (Roger) Estar en mi mesa de dibujo. (Guim) Conducir descalzo.

 

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar