entrevistasespeciales

El test de las 5: Alexanderplatz

Hoy no visita Alejandro Martínez, quien fuera guitarrista, compositor (junto a Marina Gómez) y productor de los nuestros queridos Klaus&Kinski con los que desde 2008 llegó a publicar tres álbumes. Como Alexanderplatz ha publicado un EP, Contrarreforma (septiembre 2017), su primer álbum titulado Muera usted mañana (octubre 2018), Murcia Delenda Est, un EP digital que fue adelanto del ahora recién llegado segundo álbum, Parques nacionales españoles, publicado a través de Jabalina.

Lugar y fecha de nacimiento:
En Murcia, imagino que oficialmente en 2017, cuando tuve que bautizar el primer ep de algún modo.

Dirección actual de ensayo, corte y confección:
Ensayo en unos locales que se llaman Murcia Underground. Y el corte y confección en mi estudio al 90%.

¿Qué líquido – o sólido- elemento suele servirte de gran ayuda en el proceso de escritura y/o composición?
Huy. Pues bebo café como un loco, porque gran parte del trabajo está hecho por las mañanas y sin cafeína tendría el vigor de un narcoléptico.

Aunque ya se percibía en tu discografía, incluso con Klaus & Kinski, tu segundo disco es ecléctico, con bossa y boleros, también canción romántica, algo a priori osado para lo que hoy se considera políticamente correcto “indie”nacional.
No sé, nunca me han preocupado esas cosas, no es muy diferente a lo que he hecho desde siempre. Tampoco me preocupa mucho eso que se llama indie nacional, es un término que lleva usándose 30 años y si me desconcertaba hace quince, imagínate ahora.

De todas las influencias -musicales o de otro tipo- ¿cuál podría ser la que más nos podría sorprender a primera escucha?
Pues imagino que las cosas ligeras más Julio Iglesias, o Roberto Carlos. O el Nat King Cole que canta en español.

¿Cuál es tu recóndito recuerdo – en forma de disco, actuación, familiar…-que hiciera que te dedicases a esta profesión?
Bueno, en mi casa había una guitarra española que pasó de mi hermana a mi hermano, ninguno quiso seguir con ella. Yo la cogí por mi cuenta y bueno, una cosa detrás de otra hasta ahora. De hecho esa misma guitarra la conservo aún, y la he usado y usaré para tocar en directo, pues le instalé un piezoeléctrico hace tiempo.

¿Crees que los músicos tienen la responsabilidad de tener un mensaje político o social en su música?
No necesariamente. Ni en el arte en general. No lo hay en mil cosas maravillosas que nos pueden gustar, aunque lo haya en otras mil que también nos gustan. A veces es casi un rasgo de estilo. Si haces punk rock, por ejemplo. En general la cultura del rock está imbuida desde el principio de cierta rebeldía. Y eso forma parte de su esencia, aunque desde los cincuenta ha llovido mucho y a veces pueda llegar a ser ridículo. Podré empatizar (o no) con ello, quiero decir, según valore la lucidez, la honestidad, la calidad literaria u otras mil cosas que también pueden ser subjetivas. Te digo todo esto porque me preguntas exclusivamente por lo político y social, y a mí en realidad lo que más me preocupa más bien no decir demasiadas estupideces.

Ese grupo o solista nacional de cualquier década que merece/mereció más repercusión de la que tuvo:
Qué pregunta difícil… ¿Música Dispersa tuvo mucha repercusión? No creo… Ah, no, dice internet que vendieron menos de 400 ejemplares. Pues Música Dispersa.

¿Qué grupo o disco de la actualidad te resistes a quitar del walkman?
Pues me ha gustado bastante La catedral sumergida, de Alberto Montero, porque no tiene nada que ver con el pop o el formato de canción más o menos al uso y es un intento de hacer algo diferente a partir de unas coordenadas estilísticas bastante inusuales, como es el el impresionismo francés. Aunque este disco tiene algún año… Es que no sigo al día la actualidad aunque escucho mucha música y descubro constantemente cosas nuevas, llevo casi siempre algún retraso. No sé, por contestar esto, pensando, me ha dado por escuchar ahora mismo el último de Lorena Álvarez, que veo que es casi de 2019. De fuera, así a bote pronto me viene a la mente Snail Mail, o Weyes Blood, que también me gustó, por decir algo que escuché hace muy poco. Ahora que lo recuerdo, acabo de comprar Homegrown, que es un álbum de Neil Young de los 70 que no se editó y sale ahora.

El período en el que estábamos todos de confinamiento ¿ha servido como inspiración para crear o más bien como bloqueo? ¿Cómo crees que afectará a la vida en general y, en particular, a todo lo relativo a la música?
A mí particularmente me pilló a tope con la grabación del disco, así que en ese sentido no me condicionaron demasiado esos meses. Si me preguntas la incidencia del período de confinamiento respecto al mundo de la música en un sentido general, me parece algo más bien anecdótico, al margen de la pérdida económica de esos meses. Pero si te refieres a la crisis de la pandemia en general, creo que afectará mucho y que nada va a volver a ser igual. En el mundo de la música la devaluación de toda actividad musical que no sea tocar en directo ha llegado a tales límites que ya no es una finalidad económica en ningún caso. Y en un sentido general, más allá de la música, es casi imposible responder brevemente. A ver qué mundo nos queda. Ya era un mundo cambiante en cuanto a muchas inercias políticas, sociales y tecnológicas y esto parece que lo va acelerar todo. Y también está por ver cómo quedará este país precisamente. Es difícil pensar en esto sin pensar en clave geopolítica. En fin, vértigo, un cambio comparable al que hubo después de la primera guerra mundial, respecto a la nueva dirección que tomaron los tiempos.

Esa formación/solista en activo de/l la que piensas…”así de dignamente me gustaría envejecer”
Diría Neil Young, pero es muy obvio. Así que David Pajo. Con dramas e intento de suicidio incluido. Me encanta todo lo que saca. Me lo imagino en un sótano de esos que tienen las casas de madera del Medio Oeste, haciendo su magia.

Desde el punto de vista profesional, ¿qué consejo deberías haber escuchado, pero no lo hiciste?
Ay. Pues no recuerdo. Supongo que eso significa que no lo seguí.

¿Hay alguien con quién- desde el punto de vista musical- te hayan comparado que jamás hubiéses imaginado?
Vaya, pues tampoco sé qué decirte. Porque casi siempre son cosas más obvias, en cuanto a referentes de tal o cual estilo, que a veces has planeado de manera consciente.

Un momento especial que te haya dado la música, que no sea un concierto propio.
Ha estado bien viajar, conocer gente y todo eso. Pues quizá lo más satisfactorio haya ocurrido en momentos de soledad, durante el trabajo o tras terminarlo. En realidad supongo que esos momentos han sido siempre el motor que me ha motivado a seguir haciendo cosas. Hay otros momentos de soledad, simplemente paseando por ahí escuchando música (parece algo que está al margen de crearla y de todo este tinglado) que es el germen emocional de todo.

Si definitivamente pudieras volver a viajar -con tranquilidad- ahora, ¿qué lugar elegirías?
Centroeuropa. O cualquier lugar con verde y bosques.

Di algo bonito de tu sello discográfico:
Ahí está resistiendo valientemente contra los tiempos, en un ejercicio de romanticismo.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar