noticias

El primer álbum gay de la historia

loveisthedrag

Olvídate de Bronski Beat o Culture Club. El primer álbum de temática gay es más antiguo de lo que piensas…

Un cantante de Big Band y un fotógrafo de Hollywood – heterosexuales, por cierto- están detrás de la historia detrás de Love Is A Drag, un álbum grabado en 1962 de canciones de amor por hombres y para los hombres, que se convirtió en un misterio durante más de cincuenta años.

JD Doyle, un historiador y coleccionista de la música y de la historia LGBT se hizo con el álbum, un vinilo que le llamó la atención de inmediato, ya desde la portada: “For adult listeners only”. Las canciones, que eran clásicos como The Man I Love y Mad About The Boy, compuestas para ser cantadas por una mujer hacia un hombre, estaban en este disco íntegramente cantadas por un hombre y dirigidas a un destinatario masculino. Doyle mantuvo el disco en su colección durante décadas y ponía las canciones en su programa de radio, Queer Music Heritage.

La historia le llevó a Murray Garrett, quien le contó la verdadera historia del álbum. Garrett fue un fotógrafo de Hollywood desde los años 40 , y fotografió a todo tip de estrellas, desde Marilyn Monroe a Frank Sinatra. Durante su carrera fotográfica, creó una sociedad con Gene Howard,  cantante de una Big Band, y ambos trabajaron estrechamente con Jack Ames, el fundador de Edison International Records.

Cuando Ames preguntó a Garrett y Howard si se les ocurría alguna idea novedosa para un disco que Edison International Records pudiera lanzar, Garrett recordó una actuación que vio una vez en un pub gay de la zona de Greenwich Village, en la que recordaba a un hombre cantando canciones de amor dirigidas a otro hombre, pero, al contrario de lo que era habitual, estaban interpretadas de una manera seria. La idea le encantó a Ames.

A pesar de ser heterosexual y estar casado- su mujer incluso estuvo presente en el estudio de grabación- Gene Howard aceptó cantar en el disco con una multitud de músicos de sesión de Los Ángeles, y Ames lanzó el disco bajo un sello “falso” llamado Lace Records, para evitar que Edison International quedase marcada como una discográfica gay. El dato curioso es que Love is a drag era realmente un disco gay concebido íntegramente por heterosexuales, incluso los modelos de la portada. Aun sin ninguna publicidad, el disco se vendió bien en Hollywood, e incluso Frank Sinatra, Liberace y Bob Hope estuvieron entre algunos de sus mayores defensores. Pero, de cara al público, el álbum pasó completamente desapercibido.

Hace apenas unos meses, en noviembre de 2016, Sundazed relanzó Love Is a Drag a través de su subsidiaria, Modern Harmonic, en versión CD y vinilo de vinilo con nuevas notas de Doyle, su descubridor, acompañando el texto original del álbum.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Close
Close