Cine, Tv y Teatro

El ferrocarril subterráneo: primeras impresiones

Adaptación para Amazon en formato serie de la novela The Underground Railroad de Colson Whitehead, ganadora del Pulitzer y el National Book Award en 2017.

Barry Jenkins, el director de la oscarizada Moonlight (2016), ha sido el responsable de poner imagen y sonido a esta ficción que, entre la historia y la épica, se sumerge en la red clandestina que en el siglo XIX ayudó a escapar a los esclavos afroamericanos de las plantaciones del sur hacia los territorios del norte. Fue «la experiencia creativa más satisfactoria de mi vida», dijo Jenkins. En su serie, el espíritu de los agraviados, pasado, presente y futuro persiste. En el tiempo transcurrido entre el anuncio y la producción de la serie, Jenkins había hecho la aclamada If Beale Street Could Talk, que le valió a Regina King un Oscar.

Cuando el escritor Colson Whitehead estudió a una temprana edad el Ferrocarril Subterráneo, pensó erróneamente que era un ferrocarril real, con trenes que circulaban secretamente sobre rieles en túneles subterráneos para transportar esclavos a la libertad. El verdadero ferrocarril subterráneo, sin embargo, no era un ferrocarril real. Fue una red de personas que ofrecieron refugio y ayudaron a escapar a las personas esclavizadas del sur. Las personas que fueron llamadas «conductores» -blancos y negros- ayudaban a guiar a las personas esclavizadas y las escondían en hogares, iglesias y escuelas, llamadas «estaciones» y «casas seguras». Las personas esclavizadas generalmente escapaban de estados fronterizos como Kentucky, Virginia y Maryland y las rutas se extendían al oeste a través de Ohio hasta Indiana e Iowa, o al norte a través de Pensilvania y Nueva Inglaterra.

Años más tarde, cuando ya se convirtió en un escritor prometedor, Whitehead vio el potencial narrativo que tenía aquel malentendido que experimentó de joven y resolvió volver a leer los clásicos de la novela esclavista del pasado, incluidos Beloved (1987) de Toni Morrison, La trata (1990) de Charles Johnson y The Known World (2003) de Edward P. Jones, antes de sumergirse en su propio libro.

Sólo los menos jóvenes- aunque sí conocerán su remake de hace unos años- recordarán la exitosa serie Raíces, miniserie producida por la cadena de televisión estadounidense ABC en 1977, basada en la obra de Alex Haley Roots: The Saga of an American Family (1976) que fue un revulsivo a finales de la década- aún mantiene el récord como el segundo final de serie más visto en la historia de la televisión de EE.UU- y retrata la saga de la vida afroamericana, basada en la historia familiar de Alex Haley, y sus avatares en la historia de los Estados Unidos, como las guerras revolucionarias y civiles, los levantamientos de esclavos y la emancipación.

Para TIME lo interesante reside en la cualidad del director que «con aproximadamente dos minutos de tiempo en pantalla por cada página de texto, puede reproducir los monólogos más resonantes del libro, pero también insertar pasajes largos, sin palabras y líricos que comunican la vida interior de los personajes de manera más elegante y completa que la habitual narración de voz en off»Variety también le otorga una notable calificación, pese a que «no todos querrán dedicar 10 horas a ver cómo los peores instintos de Estados Unidos se hacen realidad, sin importar cuán cuidadosamente se hayan dicho, lo cual es justo, especialmente si eres negro y los entiendes demasiado bien». Según The Hollwyood Reporter «Todo da como resultado un espectáculo que es una interacción desafiante (…) Es un libro difícil de capturar, pero Jenkins ha estado a la altura de las circunstancias». Para The New York Times «Sí, verás atrocidades. Pero también verás humanidad, resistencia y amor. Verá una obra conmovedora, plena, técnica, artística y moralmente potente, un tour de force visual digno del imaginativo de Whitehead».  The Independent «la serie logra anclar su narrativa al contexto completo del racismo a lo largo de los siglos. Nos obliga a reflexionar tanto sobre lo que sucedió como hacia dónde nos han llevado esos eventos, cómo continúan moldeándonos a nosotros y al mundo en el que vivimos».

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar