noticias

El aniversario de la Emperatriz del Blues

La primera diva. Antes que Billie Holiday, Dinah Washington, Sarah Vaughan, Aretha Franklin o Whitney Houston vino ella: Bessie Smith. 80 años de su muerte.

De hecho, en los años treinta era la artista negra mejor pagada y posiblemente alcanzó un nivel de éxito mayor que el de cualquier actor afroamericano antes que ella.

Smith nació en Chattanooga, Tennessee en 1894. Al igual que muchos de su generación, soñó con escapar de una vida de pobreza a través de la música. Como adolescente, se unió con 18 años a un espectáculo itinerante, la compañía Moss Stokes. Gracias a Gertrude “Ma” Rainey -también conocida como la “Madre del Blues”- fue contratada por Columbia Records en 1923, formando equipo con el pianista Clarence Williams.

Smith y Williams grabaron dos canciones, Gulf coast blues y Down hearted Blues, en un single que vendió 800.000 copias, estableciéndola firmemente como una figura importante en el mercado negro de discos. Bessie cantaba country y blues inspirado por la vida en el Sur. Además, su biógrafo Chris Albertson comenta que era una pionera: “Bessie tenía una manera maravillosa de convertir la adversidad en triunfo, y muchas de sus canciones son de mujeres liberadas”.

La Depresión fue un duro golpe a su carrera- en 1937 Columbia prescindió de ella- pero Smith quiso adaptarse a los nuevos tiempos con la ayuda del productor y escritor de canciones John Hammond, dada la creciente popularidad del jazz y la música swing. Sin embargo, no tuvo tiempo a recuperarse: el 26 de septiembre murió a causa de las lesiones sufridas en un accidente automovilístico en las afueras de Clarksdale, Mississippi.  Hammond causó un gran revuelo escribiendo un artículo en la revista Downbeat en el que sugería que Smith había sangrado hasta morir porque había sido llevada a un hospital de blancos y había sido rechazada. Esto no resultó ser cierto, pero el rumor persiste hasta nuestros días. Como comentaba un testigo en aquellos días, la realidad era tan o igual de triste: “en el el sur profundo del país del algodón, a ningún conductor de ambulancia, a ningún conductor blanco, se le hubiera podido pasar por la cabeza llevar a un negro apagado a un hospital para gente blanca”. Bessie Smith dejó atrás un rico e influyente legado de ciento sesenta grabaciones en un período de apenas diez años, como Nobody knows you when you’re down and out,  una de las canciones que ha sido más objeto de versión en la historia de la música.

Tags

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close