especialesrecomendaciones

Diez años sin Antonio Vega

«Yo era una especie de abogado del diablo. Durante años he reflejado en mis composiciones el lado menos positivo, más intimista y en ocasiones depresivo de la vida»

Nacido en Madrid en 1957, en 1977, con 20 años,  Antonio Vega cumple el servicio militar en Valencia. Allí, en la playa de la Malvarrosa, compone Chica de ayer. En 1978 se forma Nacha Pop de los restos de Uhu-Helicopter, banda en la que militaba su primo Nacho. En 1980 las compañías discográficas fichan a los nuevos grupos de la llamada «movida madrileña». Así, Hispavox contrata a Radio Futura, Alaska y Los Pegamoides, Ejecutivos Agresivos y Nacha Pop entre otros.

Nacha Pop edita ese mismo año su disco de presentación homónimo, producido por Teddy Bautista y que contenía el que sería el tema más conocido del grupo y una de las canciones más recordadas del pop español, Chica de ayer. Tocan como teloneros de Los Ramones en la plaza de toros de Vista Alegre, en Carabanchel. Ñete, antiguo componente de Zapatón, se incorpora al grupo como batería.  El 6 de septiembre se abre el Marquee de Madrid, sala de música en directo por la que pasarán todos los grupos importantes de la nueva ola pop. Nacha Pop participa, junto a Alaska y Los Pegamoides, Secretos, Mario Tena, Trastos, Mamá y Rebeldes en un concierto para homenajear a Canito, fallecido batería del grupo Tos, celebrado en la Escuela de Caminos de Madrid.

En 1982 se edita el segundo disco de Nacha Pop, Buena disposición, producido por ellos mismos, y se rompe la relación con Híspavox. Al año siguiente la compañía independiente DRO edita el tercer disco de la banda, Más números, otras letras. En 1984 se editaría un disco fundamental, el mini-LP, Una décima de segundo. Incluye Una décima de segundo, Escala real, Magia y precisión, Pagas caro mi humor y Una décima de segundo (Piano bar). El tema que daba título al Ep es considerada hoy en día una de las mejores canciones del pop español.

En 1985 se publica Dibujos animados, producido por el británico Peter McNamee para la multinacional Polygram. Parecía que podía ser el paso definitivo para el gran público, pero realmente no fue así. Primero publicaron el single Grité una noche de Nacho y después llegaría Relojes en la oscuridad de Antonio.  En 1987 Carlos Narea produce uno de sus mejores trabajos, El momento, pero la desacertada elección de singles (Vístete o Quién soy) frente a los grandes temas del disco (Asustado estoy de Nacho o Persiguiendo sombras, Desordenada habitación o sobre todo, Lucha de Gigantes de Antonio) no contribuye precisamente a dar el empujón definitivo a la banda. En 1988 se produce la separación definitiva, con dos conciertos en directo celebrados en la sala Jácara, de Madrid, los días 19 y 20 de octubre, de los que se publica su primer álbum en directo: Nacha Pop 1980-1988.

En 1991 Antonio Vega publica su primer y muy esperado trabajo discográfico en solitario, No me iré mañana, con la producción de nuevo a cargo de Carlos Narea, en el sello discográfico Pasíon, un disco muy bien recibido por crítica y el público, al menos su público, con canciones celebradas como Háblame a los ojos, Se dejaba llevar por ti o Esperando nada.

En 1993 se publica el disco recopilatorio El sitio de mi recreo. El tema que da título al disco consigue el premio Ondas a la mejor canción de aquél año. Ese mismo año sale a la luz el doble álbum homenaje, Ese chico triste y solitario, con versiones de las canciones de Antonio a cargo de Gabinete Caligari, Secretos, Rico, Alaska, Mamá, Rosendo, Pistones, Los Caciques y La Llamada, entre otros muchos.

En 1994, Antonio publica nuevo álbum, Oceano de sol , que contará con la producción de Phil Manzanera, grabado en Inglaterra y al que siguió una gira por España. En 1998 llega Anatomía de una ola, producido por Joan Bibiloni y grabado en Palma de Mallorca. En 2001 De un lugar perdido, su nuevo disco, en una su nueva compañía, Chrysalis, con la producción de Nacho Béjar. En el año 2005, publica su último trabajo, 3000 noches con Marga, homenaje a su ex-compañera, fallecida el año anterior. Antonio Vega murió el 12 de mayo de 2009 a los 51 años a consecuencia de un cáncer de pulmón, llevaba varios días ingresado en el hospital Puerta de Hierro de Madrid.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar