conciertos

Devendra Banhart & Hairy Fairy vs El Inquilino Comunista (Madrid, 11-11-2005)

El Inquilino Comunista se vuelve a subir a los escenarios con algunas canciones nuevas, más o menos efectivas. Recuperamos una de las bandas de culto nacionales de los 90. Mucho treintañero entre el público para volver a escuchar en directo los temas que los de Getxo dieron forma hace ya más de 12 años. No fueron pocas las ocasiones en las que se pudo oír el rumor “Todavía me acuerdo de esa letra” / “Ya no me acordaba de lo mucho que me gustaba este tema” y demás arranques nostálgicos. Si finalmente se deciden a sacar nuevo disco no podemos estar seguros de si les hará justicia, pero en directo no desentonaron con sus propuestas pasadas.

Terminado el largo set de hora y quince minutos que, para ser teloneros, ofrecieron los de casa apareció en escena Devendra Banhart flanqueado por los ya habituales Andy Cabic (de Vetiver), Otto Hauser (Espers) y un batería. Quizá contagiados por el ambiente de otro tiempo respirado minutos antes en la sala decidieron empezar sentaditos, con las luces muy bajas y apelando al silencio que la sala en su mayor parte respetó.

A medida que discurría el repertorio y la gente se iba animando Devendra se nutría de esa alegría para ir fortaleciendo su discurso. Había demasiado álbum que desmenuzar en tan breve espacio de tiempo de concierto, recordemos que desde su última visita han salido Nino Rojo (2004, ¡Pop-Stock!) y el reciente Cripple Crow (2005, ¡Pop-Stock!), sin contar que sus anteriores discos Oh me, Oh my… (2002, ¡Pop-Stock!) y Rejoicing in hands (2004, ¡Pop-Stock!) superan la veintena de temas. Ante la inabarcable tarea de resumir su trayectoria el neohippy optó por escoger sus temas de modo que el tono subiera más y más hasta la explosión de júbilo final en el bis.

Abrieron a lo grande pero con timidez, ganándose al público desde el primer instante, con uno de sus temas en castellano Quédate Luna. Sonó fantástica Heart Somebody Say, single de Cripple Crow (era evidente, si alguien tenía que reinventar alguna vez el Imagine de John Lennon no podía ser otro cantautor que no fuera el californiano). También destacaron sobremanera Will is my friend y Lazy Butterfly. Con Long Haired Child y su peregrina explicación “…tengo el pelo largo porque pasaba frío y como algún día se me caerá el pelo tendré que tener un niño con mucho pelo que me de su calor” cuando asegurado el calor de todo el público Banhart se levantase y diera rienda suelta al lado más alegre y trasgresor de su folk. Y así llegarían los temas This beard is for Siobhan y A sight to behold.

Por si esto fuera poco, y dejando de lado su cancionero, se atrevió a acabar el concierto para irse a descansar antes del bis pertinente con el Don’t look back in anger de los Gallagher en clave de bossanova. Para instantes después hacer el ejercicio contrario, convertir el Lost in the paradise de Caetano Veloso en un correctísimo tema rock.

Hecho genio y figura, se fue de la sala sabiéndose ganador del falso enfrentamiento que presentaba la entrada. Sólo queda esperar que no pierda su toque y nos visite siempre que pueda.

Autor: Jorge García

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar