conciertos

[Crónica] Fuerza nueva (Los Planetas y Niño de Elche) (Barcelona, 13/05/21)

Fuerza Nueva es el proyecto de Los Planetas + Niño de Elche, junto a los artistas Javier Aramburu, Pedro G. Romero y Andrés Duque, que publicó en 2019 su disco debut homónimo. Tanto la fecha del álbum, un 12 de octubre, como las de los distintos singles del mismo, se escogieron cuidadosamente con un ánimo transgresor, un espíritu que se mantiene también en sus directos.

Lleno en el primero de los dos conciertos de Fuerza Nueva que realizaron en Barcelona en el teatro Coliseum. En estos tiempos lleno es menos del 50% del aforo y eso es algo que se palpa en el ambiente. Moviéndome entre los pasillos para fotografiar la tercera y cuarta canción -curiosa elección por parte del grupo- siento, o mejor dicho, no siento el ambiente de un concierto, más bien la mitad, o menos, ya que la mascarilla añade un filtro extra de separación entre el grupo y su público, que parece un grupo de médicos observando meticulosamente una operación detrás de un cristal.

Más allá de estas impresiones, Fuerza Nueva repasa las ocho canciones del disco homónimo que sacó en 2019 con dos extras, Tendrá que haber un camino, canción del disco La leyenda del espacio de 2007 de los Planetas, que hicieron en su momento en colaboración con Enrique Morente y el bis Romance de Juan de Osuna de Manolo Caracol que se incluía en el disco Una Ópera Egipcia de 2010.

El escenario lo presidían cinco capirotes de Semana Santa de color blanco. Este color está relacionado tradicionalmente con la pureza, aunque no me extrañaría que fuera un signo de provocación acorde al espíritu del disco. Con muy poca luz, El Niño de Elche se movía entre las sombras y J le acompañaba en primera fila siguiendo sus mismos pasos. Sólamente Éric (batería) se iluminaba en algunos momentos del concierto erigiéndose como protagonista en dos momentos del concierto, en el final de la última canción Santo Domingo, en el que también el ritmo de batería multiplicaba su intensidad y antes del bis, cuando se colocó el capirote e hizo un solo a la vuelta de camerinos. Otro de los momentos destacables del concierto fue la Canción para los obreros de Seat en el que su frase inicial “Barcelona, gran ciudad…” despertó aplausos y alguna ovación que consiguió atravesar las mascarillas a ritmo dels segadors. Finalmente salimos en orden de la sala, dejando de nuevo de manifiesto la impresión general del concierto. Una propuesta reivindicativa y provocadora, filtrada y contenida por la nueva realidad.

Autor: Manuel Pérez Pérez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba