conciertosespeciales

[Crónica] DCODE Festival 2014 (Madrid, 13-09-2014)

En nuestra primera visita al festival madrileño- que cumple su cuarto año consecutivo- nos sorprendió lo diáfano y limpio de la zona, una parte muy tranquila del Campus Universitario, así como la buena organización de los escenarios. Y poder sentarse!.Encontrar hoy en día en un festival un cómodo espacio para sentarse es una auténtica hazaña. Abrieron fuego los murcianos Perro,que ya vienen siendo habituales- y muy efectivos- para ir calentando al personal en alguno de los festivales de este verano. El primer plato fuerte del día fue para Anna Calvi, mientras Francisca Valenzuela hacía lo propio en el otro escenario. Era la primera de los tres candidatos al Premio Mercury de este año que iban a desfilar en el Dcode. Ella, además, nominada por segunda vez consecutiva.

Anna-Calvi-@-Dcode-festival-2014

Foto: Anna Calvi

Foto: Bombay Bycicle Club

Bombay-Bicycle-Club-@-Dcode-2014Los también nominados Bombay Bycicle Club no se salieron del guión del habitual repertorio de sus actuaciones, centrado en su nuevo disco, trabajo con el que lograron además su primer nº1 en su país y con el que hicieron bailar a la juventud ahí presente, barrida por un chorro potente de agua para aliviar el calor- los estertores del verano- de las primeras horas de la tarde. En seguida partimos para contemplar una de las bandas más esperadas del festival, a pesar de que tocaban en el escenario pequeño. Había varias y sobradas razones para disfrutar de Royal Blood: la primera, porque el dúo visitaba por primera vez nuestro país, la segunda, porque celebraba por segunda semana consecutiva su número 1 en el Reino Unido, convirtiéndose la primera banda de rock en alcanzar dicho puesto en mucho tiempo con un disco de debut. Algo que tiene más merito si consideramos que es una banda de rock que apenas se compone de bajo y batería.

Royal-Blood-@-Dcode-festival-02

Foto: Mike Kerr (Royal Blood)

Y es lo justo y necesario. La rebosante energía que mostraron desde el minuto uno hicieron estremecer al público, que no paró de soltarles todo tipo de piropos entre canción y canción, sobre todo a un chulesco Ben Thatcher (batería) del tipo : “Qué sobrao, tigre qué pasa,¿te rezo o te vas?”. Títulos que en el disco suenan potentes, en directo son argumentos incontestables: Figure it out, Ten tonne skeleton, You can be so cruel. Seguramente lo mejor del festival.

Royal-Blood-@-Dcode-festival-03

Foto:Ben Thatcher (Royal Blood)

Dejamos con aflicción al dúo en su baño de masas- aunque volverá en noviembre- para poder contemplar las últimas canciones de concierto de Russian Red– que también coincidía con el derbi futbolístico y que se podía ver también en la zona de comidas-, y ponernos en primeras filas de Jake Bugg, que condensaba el mayor número de jovencitas por kilómetro cuadrado de todas las actuaciones celebradas. Pero en Jake Bugg hay más.Ya sabéis: Bob Dylan, Johnny Cash, Oasis rezuman de su guitarra; no fue un concierto de mero trámite ni de espera, los que allí le veían concentrados conocían de sobra su discografía, coreaban con devoción sus letras, sobre todo los singles Trouble Town- que sirve ahora de banda sonora de una de las mejores series del año, Happy Valley You and me o What doesn´t kill you. Joven, sí, pero ya grande.

Russian-Red-@-Dcode-2014-01

Foto: Russian Red

En cuanto a Beck, hay que agradecer su ausencia de snobismo, porque si uno conoce su discografía y él quisiera, podría hacer un concierto completamente irreverente. Sin embargo, la madurez te quita las ganas de experimentar: ahí gana el público. El músico de 44 años supo combinar simpatía y espectáculo y un setlist elaborado. Parecía que veinte años de música pasaban como una exhalación por el escenario principal del D-code. Estábamos avisados y ya conocíamos de sobra que iba a abrir con Devils Haircut de Odelay. De hecho prácticamente sabíamos de antemano el setlist que iba a interpretar en vivo y eso no mermaba el entusiasmo y las ganas de bailar al ritmo de Loser, Que Onda Güero o Think I´m in love, sin olvidar las notas más tranquilas, las de dos de las canciones de su último disco, Morning PhaseMientras la gente se desperdigaba en búsqueda de sitio para Vetusta Morla, otros esperábamos la traca final, presentación de los distintos músicos al compás de clásicos de Rolling Stones o Queen y el éxito propio, Where it´s at. Toda una fiesta.

Beck-@-Dcode-festival-2014-04

Foto: Beck

Vetusta Morla cumplieron a medianoche, como no podía ser menos- algunos habían ido a esa hora al festival expresamente a verles- y además anunciaron, para los se hubieran quedado con ganas de más, que el año que viene volverían a Madrid para presentar de nuevo La Deriva, y esta vez en un gran aforo: el 23 de mayo en el BarclayCard Center, antiguo Palacio de los Deportes. Sin duda, era el concierto más visitado del césped de la Ciudad Universitaria. El electro pop puso el colofón a este efímero festival con Le Roux, CHVRCHES, recién llegados de su actuación en Barcelona, que cerraron con The Mother We Share y Digitalism.

Pues sí, que onda güero, la del Dcode. El año que viene, más.

Vetusta-Morla-@-Dcode-festival-2014-03

Foto:Vetusta Morla

 

Autores: Santi Hurtado y Antonio Carralón

Texto: Santi Hurtado

Fotografías:  Antonio Carralón

Etiquetas

2 thoughts on “[Crónica] DCODE Festival 2014 (Madrid, 13-09-2014)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close