conciertos

[Crónica] Dcode 2015 (Madrid, 12/09/15)

dcode 2015

El pasado sábado estuvimos presentes en la ya quinta edición del festival madrileño. Llegamos a la tarde porque tuvimos problemas, por la (des) organización del festival y nuestra (des) acreditación, en fin, problemas que a vosotros seguramente poco os importen. En todo caso, ésto es como cuando vas a una cafetería y te tratan mal : no hace falta que digas nada. Lo único que tienes que hacer es no volver. 

gooms 

Pero vamos a lo que interesa. El festival colgaba el cartel de sold out, hecho que apenas se notaba en las primeras horas. Llegamos a tiempo, en una espléndida tarde madrileña- los que digan que hacía calor es que no han debido vivir en el sur- para ver el comienzo de la actuación de (arriba) Gooms, la formación danesa que debutaba en el festival de la mano de Dias Nórdicos y en lo que sonaba a propuesta interesante, ya que el grupo está conformado de distintas formaciones populares de Dinamarca, una especie de «supergrupo» autóctono, por lo que, casi en cada canción, sus componentes se turnaban en la voz principal, algo que daba frescura a su actuación.

flo

De ahí saltamos a Flo Morrisey. Nos interesaba especialmente la actuación de la cantante británica (arriba) porque su debut Tomorrow Will Be Beautiful (Glassnote, 2015) era de los más esperados este año. Su fantástica voz- acompañada apenas de dos músicos- hacía las delicias de los allí congregados en el Escenario El País, especialmente cuando interpretó su más conocida Pages of gold. Con todo, hay que lamentar que su sonido quedase tapado, en algunos momentos, por el de otros escenarios.

Neuman

A partir de ahí comenzó el baile de horarios, ya que Hinds– como luego contaron- habían tenido problemas con su avión en Mallorca y se retrasaron. Las sustituyeron Gold Lake, la banda española de Carlos y Lua, surgida de las cenizas de We Are Balboa, que ya habían actuado por la mañana. Nosotros corrimos rápidamente a ver a una (arriba) de nuestras formaciones de directo favoritas, Neuman: difícilmente decepcionan, aunque habría que destacar el bajo sonido de su actuación, por lo que la épica habitual de sus conciertos se vio un tanto mermada.

dcode15

Se nota que el público que va a ver el festival es heterogéneo, y el cartel se ha hecho así, probablemente, con esa intencionalidad. Nos sorprendió gratamente la actuación de la mejicana Natalia Lafourcade: siempre viene bien un tono de optimismo y color al casi siempre taciturno cartel de los festivales indies. Nos llamó la atención que Luis Alberto Segura (L.A.) estuviera contemplando animadamente el concierto de Lafourcade desde una de las zonas vip del escenario. Luego nos percatamos que la formación había cedido su hora de actuación a las Hinds, ya en Madrid. L.A. ocuparía el complicado honor de sustituir a Sam Smith, difícil no porque el grupo de Luis Alberto Segura no se merezca tocar a las 21 h, sino por las expectativas que había creado la actuación del británico. 

hinds

Las Hinds (foto arriba) no decepcionaron. Siempre animadas por sus escandalosos groupies masculinos – que seguramente las acompañan a todos los conciertos- el cuarteto femenino fue del agrado no sólo de la españolada allí acampada, sino de gran parte de los extranjeros circundantes, en su mayor parte ingleses, que probablemente ya estaban cogiendo sitio para los esperados Suede. Además, las chicas ya tienen material más que suficiente para completar un concierto largo, con todo un álbum de debut que han decidido lanzar en enero de 2016.

 unfinished sympathy

Tras ver un rato del concierto de los veteranos The Unfinished Sympathy (arriba) en el escenario El País, que agradecían a Subterfuge todo el apoyo que les había dado en todos estos años, saltamos a The Vaccines, que saben realmente cómo abrir su espectáculo. Handsome, la canción que fue single y abre su tercer trabajo English Graffiti (Columbia, 2015) es una de las más delirantes y efectivas de su carrera. Los ingleses han sido un poco maltratados por la crítica en este nuevo trabajo. En mi opinión es un trabajo de pop impecable. Fue uno de los grupos internacionales con más asistencia: ahí sonaron Minimal Affection, Melody calling o If You Wanna, entre otras.

Dcode gente

El número de asistentes al Dcode comenzó a crecer de forma exponencial a partir de las ocho/nueve. Ahora sí que se comenzaba a notar el sold out. Y además llegaba, desde el Campus, en manada, la chavalada de los botellones. Supimos de la cancelación de Sam Smith por problemas de garganta, algo que nos dejó totalmente indiferentes. Le sustituyó con eficacia L.A. Sí, impreciso lo de sustitución, ya que L.A. ya estaban en el cartel. De hecho, siendo sinceros: entre escoger en dos escenarios distintos a Sam Smith y a L.A. nos hubiéramos decantado por el grupo mallorquín. Y más este año, con ese formidable nuevo disco, From the city to the ocean side, publicado via Sony.

Y a partir de ahí ya vino lo gordo. Después de la actuación de Supersubmarina– en un cartel semejante al del pasado año con Vetusta Morla– que encandiló a sus más incondicionales, algunos ya esperábamos en primera fila para ver a Brett Anderson y compañía. Suede se hicieron de rogar en unas interminables y exasperantes pruebas de sonido. ¿O será una táctica? Logró su resultado…

suede_dcode

Con un inagotable Brett Anderson al frente – seguramente, con Damon Albarn, es uno de los líderes de los grupos de los noventa que mejor se mantiene físicamente en un escenario, Suede desplegó su arsenal de éxitos de ayer y de hoy: Trash, Animal nitrate, So young, Metal Mickey, y aún les dio tiempo para presentar en acústico alguna de las nuevas canciones de su recién anunciado séptimo álbum, como Can’t give her what she wants, que dejó algo frío al personal. Después de un apoteósico cierre con Beautiful ones, el grupo sorprendió con un bis conformado por She´s in fashion y un apropiado Saturday night.

foals

Izal continuó la vibrante noche con su actuación. La canción con la que ha sonado el grupo liderado por Mikel Izal todo este verano, el buen single Copacabana, fue la encargada de abrir el espectáculo y avivar los ánimos ya de por sí encendidos. Pasadas las 2 de la madrugada, salían al escenario Foals, que presentaban su reciente disco What went down (Transgressive/Warner 2015), con un ajustado setlist en el que, además de sus nuevas canciones (What went down, Mountain at my gates) tocaron con vigor – ellos, con vigor, nosotros agotados– las que han hecho del grupo uno de los grandes de la escena alternativa, como Inhaler, una de nuestras canciones favoritas de 2013. Yannis debería darnos un premio: ya es la segunda vez que esperamos hasta altas horas de la madrugada para verles. También es deseable que la próxima vez podamos llegar en mejores condiciones a su actuación…

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar