conciertosespeciales

[Crónica] CHVRCHES + Der Panther (Apolo, Barcelona, 11-09-2014)

CHVRCHES (81)RpCHVRCHES + DER PANTHER (Apolo, Barcelona, 11-09-2914)

Empieza el curso 2014-2015 y como ocurre en esta época del año hay conciertos para parar un tren. La temporada para el indie de a pie se inauguró ayer con el directo de CHVRCHES, trío escocés que se proclamó como una de las sensaciones de 2013 gracias a su imponente debut, The Bones Of What You Believe (Virgin, 2013), plagado de hits imperecederos. Como tal, se acercaron por el Primavera Sound hace apenas tres meses y medio, previo paso por el Festival Internacional de Benicàssim 2013, cuando aún no habían puesto su disco al mercado. Entonces, en el Fòrum, les pudieron ver un buen puñado de gente, a pesar del solape doloroso con Queens Of The Stone Age, y estos, servidor incluido, salieron bastante satisfechos con lo visto, a pesar de tenerse que perder el tramo final para coger buen sitio para Arcade Fire. Existía un miedo evidente: Lauren Mayberry. La chica, una muñequita monísima de aspecto dócil y lánguido, ya había exhibido en sus primeros directos una voz digamos que justita, pero lo cierto es que en ese concierto cumplió de sobras.

CHVRCHES (24)RpAyer la actuación fue muy parecida, pero en sala, que siempre se agradece, y más en Apolo donde el sonido suele ser impecable. A pesar de un precio un poco elevado para un grupo debutante, el recinto se abarrotó de gente con ganas de botar con esos pelotazos pop que tienen los escoceses. No hubo grandes sorpresas durante el concierto, pues todo sucedió según el guión establecido. Ella volvió a cumplir a pesar de que aún le falta bastante para ser considerada una diva. Lo achacó a un posible dolor estomacal (lo siento, el acento escocés se me resiste), pero se hubiese agradecido un poco más de movimiento por su parte. Incluso cuando se puso tras los sintetizadores tocó los botoncitos con algo de desgana. No se puede decir lo mismo de Martin Doherty, uno de sus dos compañeros. El chaval le puso mucho entusiasmo, hasta el punto de que se comió con patatas a su partenaire. De hecho, cuando dejó los sintetizadores y cantó Under The Tide enloqueció al público con unos bailes que seguramente se estudiará Samuel T. Herring de Future Islands.

CHVRCHES (57)RpVolviendo al tema del sonido, todo funcionó como debería funcionar. Las máquinas soltaban sonidos atronadores. Los bajos en Gun pusieron a prueba los cimientos del Apolo. La guitarra en Night Sky sonó a gloria. Y ella, a pesar de su frágil voz se supo imponer al muro de sonido que imponían sus compañeros. Por lo que se refiere al repertorio, de nuevo, pocas sorpresas. Sonó el disco entero más un bonus track, Strong Hand. Lo que sí fue curioso fue el orden en el que tocaron las canciones. Sin lugar a dudas, lo mejor sonó al principio, con un inicio absolutamente arrollador. Y hasta los temas más flojos del álbum, si es que podemos hablar de temas flojos ahí, se crecieron en directo. Hablamos, por ejemplo de Tether, sorprendentemente aplaudida por la gente, y By The Throat. Pero vaya, una hora de reloj que sin duda supo a poco. Y más sabiendo que tienen caras B y covers para parar un tren. Con todo, no pareció molestar al respetable, que salió bastante satisfecho de lo visto.

Der Panther (4)RpUnos minutos antes, Der Panther, un dúo madrileño hasta hace poco totalmente desconocido entre los barceloneses, ofrecieron uno de sus primeros directos en condiciones antes de la gran prueba de fuego que será el Primavera Club 2014. Bajo la coartada del anonimato, los chicos se escondieron en un cubo de tela, donde se podían ver proyecciones alucinantes y sus sombras al tocar. Lo suyo estaba a medio camino entre la electrónica ensoñadora y el pop experimental y sonaron lo suficientemente variados como para animar el cotarro. Sin duda, su disco de debut, que llegará en algún punto de 2015 a través de El Segell de Primavera Sound, se convirtió desde entonces en uno de los más deseados del panorama nacional. Gran fichaje y gran descubrimiento.

Texto de Álvaro García Montoliu.

Fotos de Pablo Luna Chao.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close