conciertos

[Crónica] Anni B Sweet (Madrid, 11/04/2021)

La cantante y compositora malagueña presentó en el Teatro Calderón su disco 'Universo por estrenar' acompañada de Víctor Cabezuelo, Julia Martín-Maestro y Jesús Chumillas

Anni B Sweet y su banda, durante su concierto en el Teatro Calderón de Madrid. Foto: Oscar Rivilla

El Teatro Calderón acogió el pasado domingo la comparecencia de Anni B Sweet dentro de Prende Madrid, ciclo musical que ofrecerá una amplia programación de conciertos repartidos por diferentes espacios de la ciudad durante los meses de abril, mayo y junio con Izaro, Grises, Olatz Salvador, Maren, Monteperdido o Niña Coyote eta Chica Tornado, entre otros nombres, como protagonistas. La malagueña, exultante por volver a tocar en directo, se subió al escenario escoltada por Víctor Cabezuelo (teclado y sintetizador), Julia Martín-Maestro (percusión) y Jesús Chumillas (bajo) para presentar las bondades de su primer trabajo en castellano, Universo por estrenar, producido por James Bagshaw (integrante de Temples) y editado en 2019 a través de Subterfuge Records.

Ana principió el temario con tres piezas interpretadas únicamente con guitarra y voz: cayeron Shiny days, extraída de su debut, Start, restart, undo (2009); Locked in verses, perteneciente a Oh, monsters! (2012); y una formidable lectura de Carmen Celeste, de Lagartija Nick, que sirvió para que la artista mostrara su admiración hacia Antonio Arias, influencia primordial —según confesó ayer— a la hora de sentarse a escribir y componer. Precisamente en la cuarta entrega de Multiverso, el último de los proyectos en solitario de Arias, ha colaborado Anni agregando voces a dos canciones: Flotando y Hola Tierra. El nuevo volumen, que se edita el próximo 23 de abril, adapta el poemario de Alfred Worden, astronauta de la NASA e ingeniero estadounidense que formó parte del módulo de mando de la misión lunar Apolo 15 en 1971.

Volviendo al concierto, y ya con el cuarteto al completo sobre las tablas, el repertorio se centró en Universo por estrenar, disco cimentado en sonoridades afines a la psicodelia y textos que remiten a constelaciones tanto exteriores como interiores, amén de una marcada fijación por el pop facturado entre finales de los sesenta y los primeros setenta pero siempre rebozado en el siglo veintiuno. Ahí están para corroborarlo piezas como Juramento —con la que inauguró este segundo tramo de la actuación—, Sola con la lunaHormigasUn astronauta o La vida está en otra parte, ejecutadas por la banda con envidiable solvencia y proyectando hacia el patio de butacas un sonido límpido, bien calibrado, rico en matices.

El trecho final de la sesión vermut en el Calderón, en la que Jorge Navarro ejerció de telonero, estuvo amenizado con versiones de Lori Meyers (Religión) y Coque Malla (No puedo vivir sin ti) antes de regresar al catálogo de Universo por estrenar y finiquitar la faena con la inevitable Buen viaje, punta de lanza de un álbum que ha supuesto, qué duda cabe, un punto de inflexión en la discografía de la cantante y compositora afincada en Granada. Desde allí contempla el cielo nocturno con su telescopio Newton 150/750, EQ3-2 GoTo SkyWatcher: restan aún abundantes galaxias por desenvolver ahí fuera y ella bien lo sabe, faltaría más. Lo mejor está por llegar.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar