discos

Christina Rosenvinge – La Joven Dolores

christina-rosenvinge-la-joven-doloresLe vino de perlas a Christina Rosenvinge fundirse con Nacho Vegas en el cada vez más lejano Verano fatal (Limbo Starr, 2007). Su siguiente paso, Tu labio superior (Warner, 2008) obtuvo un recibimiento totalmente merecido. Ahora regresa con La Joven Dolores (Warner, 2011), un álbum menos juguetón y más sobrio que su anterior trabajo en donde el amor –y la correspondiente pérdida del mismo, cómo no- se mezclan con adaptaciones mitológicas y alguna que otra chuchería arrebatadora –nos referimos a Debut o Un hombre muy formal, esta última sólo disponible en iTunes- siempre con la chanson francesa como intenso referente.

Momentos más memorables nos llevarían a Tu sombra, Mi vida bajo el agua –¡la excelencia pop existe!- o los casi siete minutos de Canción del eco, un ente que cuenta con la sangre, cuerpo y alma de Leonard Cohen y el soplo divino de Nacho Vegas –“vi que a él le salían muy bien estas canciones longaniza, así que me dije… ¿por qué no intentarlo?”, comentaba Christina en una reciente entrevista-. Por otro lado, las colaboraciones merecen un capítulo aparte: Steve Shelley (Sonic Youth) en la batería; Jeremy Wilms en bajo y guitarras; Charlie Bautista en guitarras y teclado; Aurora Aroca (Boat Beam) al violonchelo, piano y coros; Benjamin Biolay y Georgia Hubley (Yo La Tengo). Ahí es nada. En cualquier caso, lo que está claro es que esta mujer encaja cada arruga, ya sea física o musical, de una forma única, elegante y envidiable. Se ha vuelto a superar.

Etiquetas

1 thought on “Christina Rosenvinge – La Joven Dolores”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Close
Close