martes , 24 de octubre de 2017
Home > Cine, Tv y Teatro > Casablanca

Casablanca

casablanca_1942Cada una de las personas en este mundo vivimos nuestra vida de la mejor forma posible, con nuestros valores individuales, nuestras inquietudes y nuestros problemas. Sin embargo, no estamos solos en la rutina cotidiana y cada día nos cruzamos con familiares, vecinos, compañeros de trabajo, cajeras de una gran superficie y un gran número de indeterminados desconocidos. La mayoría quedan fijados en la telaraña de nuestra memoria, en ese rincón nebuloso y gris que reservamos para esos recuerdos de menor importancia, de donde nuestra mente no duda en desecharlos a las primeras de cambio. Sin embargo, a veces, dentro de ese sórdido rebaño de ovejas marcadas con el mismo patrón, conocemos a alguien especial. Puede que sea una nueva vecina, una compañera de trabajo o simplemente alguien que pasa por delante unos instantes por la calle: alguien que deja una huella distinta y especial. Esa sorpresa, esa inquietud, ese hormigueo, ese bienestar… esa sensación, fácil de reconocer pero compleja de explicar, es lo que ocurre cuando ves Casablanca, una película que desde su primera escena hasta la última te transmite que estás ante algo único; algo irrepetible.

Nos encontramos en la ciudad de Casablanca. Transcurre la Segunda Guerra Mundial, encontrándose ya muy avanzada. El dominio alemán es aplastante y ya ha alcanzado París tras ocupar media Francia, y la influencia germana en las colonias francesas es más que evidente, a pesar de la limitada libertad que aún se respira. Ciudades como ésta son usadas como puente desde el continente para un viaje al nuevo mundo, donde los alargados tentáculos del fascismo aún no lo han apresado todo. Sin embargo, conseguir el visado de viaje es complicado, y muchas personas se ven arruinadas y perdidas sin la posibilidad de abandonar la ciudad antes de hacerlo. Muchas de ellas ahogan sus penas en el juego y la bebida en el local de Rick (Humphrey Bogart), un norteamericano de oscuro pasado y con una actitud neutral ante el conflicto. Sin embargo, todo cambia con la llegada a la ciudad de Ilsa (Ingrid Bergman), un antiguo amor de Rick que trae recuerdos amargos y provoca que acabe tomando partido a favor de la Resistencia y la libertad contra el yugo fascista.

casablanca_01

Michael Curtiz nos brinda en este filme una realización exquisita, acompañado de melodías inolvidables y de un reparto donde nadie desentona. Además de las fabulosas actuaciones de Humphrey Bogart e Ingrid Bergman, es memorable la interpretación de Claude Rains como el capitán Renault, mostrando el lado oscuro de la corrupción burocrática en una ciudad como Casablanca, pero demostrando que hasta alguien como él puede acabar tomando partido por la honestidad y la simpatía personal que raya con la amistad. Paul Henreid da vida a un cabecilla ideólogo de la Resistencia (Victor Laszlo), perseguido por el Tercer Reich para ser internado en un campo de concentración. Dooley Wilson encarna al archiconocido Sam, pianista del local de Rick e intérprete de melodías inolvidables que quedarán para siempre en la memoria colectiva de cualquier amante del cine.

casablanca_02

Y es que cuando se habla de esta película como una de las mejores jamás rodadas no se debe temer una posible exageración, exaltación o simple sometimiento en pro de las minorías más entendidas y, cinematográficamente, más aristocráticas. Casablanca bien se merece estos cumplidos, y perdurará siempre en nuestros recuerdos como una dulce recompensa para los amantes del séptimo arte que han tenido el placer de degustarla.

Jesús Moya.

Casablanca, EE.UU., 1942
Dirección: Michael Curtiz; Guión: Julius J. Epstein, Philip G. Epstein y Howard Koch (a partir de una obra de teatro de Murray Burnett y Joan Alison); Fotografía: Arthur Edeson; Música: Max Steiner; Intérpretes: Humphrey Bogart (Rick Blaine), Ingrid Bergman (Ilsa Lund), Paul Henreid (Victor Laszlo), Claude Rains (Capitán Renault), Dooley Wilson (Sam).

También te puede interesar...

Encuentros en la tercera fase

¿Hay vida en otros lugares alejados de nuestro planeta? Las hipótesis más optimistas dicen que …

Match point

A veces una pelota toca la red y, dependiendo de hacia qué lado caiga, puede …

One comment

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *