discos

Built To Spill – You In Reverse

Doug Martsch fundó Built To Spill hace ya unos catorce años. Mucho ha llovido desde entonces. Cinco años después de que saliera al mercado Ancient melodies of the future (Warner, 2001), los chicos de Idaho han elaborado You in reverse (Warner, 2006), que supone el octavo disco del grupo. En la grabación ha participado el teclista Sam Coomes (de Quasi), además de Jim Roth, guitarrista habitual de la banda en directo, que se une de manera oficial a la formación.

Ya en el primer corte descubrimos una pieza épica, Goin’ against your mind, cercana a los nueve minutos de duración. Encontramos todos los elementos representativos de la banda: grandes desarrollos, abundante instrumentación, profundas dosis de melancolía y una mezcla de guitarras lacrimosas y apasionadas. Seguidamente nos topamos con Traces, donde la voz nasal de Doug Martsch nos recuerda mucho a la de uno de sus ídolos, Neil Young. Ese parecido sonoro tiene más de un significado, ya que Built To Spill tienen ese aire a los Crazy Horse: recordemos que en su disco Live (Warner, 2000) versionaban el Cortez the killer de Young. Pero vamos a seguir hablando del nuevo disco. Liar, el tercer tema, es sencillamente sublime y genuino. Como lo es también la emotiva Saturday. Los riffs de guitarra al viejo estilo se funden en Wherever you go, uno de los mejores cortes del álbum. Mess with time lleva consigo un ritmo sangriento, un inicio matador y un final con ritmo ska mezclado con desarrollos cercanos a Santana. Just a habit es de tempo lento, aunque conforme avanza nos vamos encontrando con un enloquecedor punteo de guitarra. Y con The wait se cierra la obra, una pieza llena de heterogéneos paisajes sonoros que si son capaces de recrear en directo (y estamos seguros de que así será) pueden dejarnos paralizados por mucho tiempo.

Hay que ser sinceros, es un disco un tanto especial. Para los fans acérrimos de la banda será toda una gozada volver a escuchar material nuevo. A los no iniciados que empiecen su descubrimiento les costará quizás conectar al principio, pero una vez configurada esa conexión wifi no querrán escuchar nada más. Cuidado porque los Built To Spill enganchan.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar