Cine, Tv y Teatro

Blue Jasmine: primeras impresiones

Blue Jasmine

Woody Allen vuelve a rodar en su país para su nueva cinta, que se estrena esta semana en EEUU.

Con un reparto encabezado por Cate Blanchett, que hace el papel de una ama de casa de Nueva York que viaja a San Francisco para estar con su hermana, tras haber perdido todo su dinero por culpa de su marido. Allí conocerá a un hombre adinerado que puede serle de gran ayuda. El reparto está completado por Alec Baldwin, Sally Hawkins, Bobby Cannavale, Louis C.K., Peter Sarsgaard y Michael Stuhlbarg. Tras el éxito que consiguió hace dos años con Midnight in Paris, con la que Allen se llevó el Oscar al mejor guión original, el director vuelve ahora con nuevo trabajo para el que ha contado también como director de fotografía con el español Javier Aguirresarobe.

El nuevo drama de Allen ha recibido buenas críticas de los medios de su país, como Variety, que explica que “San Francisco ha sido bueno con Woody Allen, desde su debut en 1969 como director con Toma el dinero y corre y en 1972 con Sueños de un seductor: una nueva visita largamente esperada proporciona la inyección de adrenalina artística que necesita en Blue Jasmine.(…) Allen realiza un cambio estimulante en suelo americano con un sustancioso drama, que hábilmente funciona como una actualización de “Un tranvía llamado deseo”. The Hollywood Reporter destaca que “aunque marcado por un par artificios argumentales demasiado oportunos, este drama a menudo humorístico se coloca entre los mejores trabajos recientes del director, con un tour de force de la Blanchett que lo convierten en cita obligada para los admiradores…”. Indie wire incide en que “Blue Jasmine pertenece a Blanchett, que aparece en casi todas las escenas y libera a la pelíciula de las limitaciones del estilo de Allen, empujándolo a unos resultados más nítidos que cualquiera de las películas más tradicionales, buenas y malas, que ha rodado en los últimos doce años…”. Time Out Magazine concluye que “la esencia de Blue Jasmine se siente oportuna, incluso años después de haberse iniciado la recesión en Estados Unidos: ¿Cómo podemos empezar de nuevo, cuando la culpa no puede ser completamente procesada y el sacrificio es degradante? (…) No es la película que podríamos haber esperado, lo cual es impresionante en sí mismo. Pero tal vez haya pasado ya el momento de los dulces autoengaños…”

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close