discos

Benjamin Biolay – La superbe

benjaminbiolaylasuperbeEl que es, sin duda, uno de los mejores artistas franceses de la década -con permiso de Dominique A, Phoenix, Air o Daft Punk-, cierra la misma con un gran disco, osadamente doble, más ambicioso y definitivamente certero en su conclusión. Benjamin Biolay, que tiene en su haber grandes obras como Rose Kennedy (2001) o Négatif (2003), nos vuelve a deleitar con nada menos que 23 canciones en las que, ahí puede estar la clave, la monotonía brilla por su ausencia. Concebido como un imaginado proceso fílmico con introducción, nudo y desenlace, la extensa longitud del álbum se debe, sobre todo, a su (buen) gusto por grandes discos clásicos y en cierta forma temáticos como Historie de Mélody Nelson (Serge Gainsbourg, 1971) o Songs in the key of life (Stevie Wonder, 1976). A ello ha contribuido la total libertad otorgada por su nuevo sello Naïve para su realización.

Se agradece que a lo largo del álbum nos encontremos tal variedad de estilos: un músico que creció obsesionado tanto por la Nouvelle chanson como por las bandas británicas de su juventud (XTC, New Order, The Smiths), recopila aquí todas esas personalidades en La superbe. Como buen músico francés, podríamos afirmar sin duda que se maneja como pez en el agua en las canciones lentas y desconsoladas (Tout ça me tourmente o Sans viser personne, las más destacadas), pero es en los medios tiempos donde demuestra su gran destreza en la composición: Si tus sois mon regard, al estilo Étienne Daho, o las espléndidas L´espoir fait vivre“de ilusión también se vive”– y 15 septembre, donde retoma al final el estribillo de La superbe. En este disco doble encontramos, además, el homenaje al Penny Lane de los BeatlesNight shop, con la meritoria colaboración especial del joven gallego Rubén Simeó a la trompeta- y a su Lyon de estudiante en Lyon Presqu’île. En resumen, superbe: soberbio.

Etiquetas

3 comentarios

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Ésta ha sido una de las muchas recomendaciones que leido en esta web y en especial este disco me empieza a agradar mucho y siendo honesto no conocía el trabajo de Benjamin Biolay, pero ampliamente coincido con el articulo, y ahora me atreveria a decir que este disco dará mucho de que hablar y si lo lei primero en altafidelidad.org, hahahahaha. Espero la proxima recomendación. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar