discos

Bart Davenport – Maroon Coccon

Un año después de la publicación de Game preserve en nuestro país, Bart Davenport nos trae ahora este Maroon cocoon de infernal portada. Tras su paso por España el pasado mes de octubre, el californiano regresó a su hogar para terminar de grabar este tercer álbum. En su casa de Berkeley y, junto a su amigo y productor Sam Flax Keener, Davenport trabajó sobre un ocho pistas, ayudado de una grabadora de media pulgada y tocando él mismo la mayoría de los instrumentos. De ahí que este nuevo disco destile aromas caseros si dejamos a un lado las voces y guitarras.

Una vez más el predominio de las canciones acústicas es total, convirtiéndose la voz de Davenport en el único acompañamiento de las reposadas y nostálgicas melodías. En esta ocasión no encontramos arreglos tan efectivos y elegantes como los de su anterior álbum, algo que llama mucho la atención si no atendemos a las condiciones en que se grabó el disco. La gama de apoyos melódicos se reduce a una evocadora flauta (Welcome to the show o Paper friend) y la utilización de efectos especiales tales como el sonido de automóviles (Clara) o una conversación que mantiene con una chica sobre el sexo en los servicios (al final de Lately, she’s been changing). El álbum se divide en piezas completamente acústicas (Want some o Glendale) y otras, las menos, donde se utilizan instrumentos convencionales (batería, bajo y guitarra), con la particularidad de que gozan de un sonido poco convincente a causa de la producción, resultando temas que normalmente se reservan para otro tipo de proyectos, como caras b, maquetas, etc. Ejemplo de ello lo encontramos en Finishing school o One more reason.

Maroon cocoon no es un mal disco. Un conjunto de canciones pop sencillas, grabadas sin ninguna pretensión y que contiene algunos buenos temas no puede ser tachado de insuficiente. Sin embargo, tras Game preserve esperábamos mucho más de Bart Davenport, que en esta ocasión ha optado por un trabajo “casero” que no deja lucir las excelentes cualidades que demostró con sus dos primeros álbums.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Close
Close