viernes , 22 de septiembre de 2017
Home > discos > Babasónicos – Anoche

Babasónicos – Anoche

A menudo asumimos que el riesgo tiene que conllevar experimentación, porque en la búsqueda de nuevas sonoridades se encuentran los avances y las nuevas etiquetas. Por otro lado, podemos pensar que el revisionismo nos ancla en el pasado sin aportar nada nuevo. Partidarios de las dos corrientes hay tantos como detractores, pero ni una cosa, ni la otra, y Babasónicos son buena prueba de ello. En los ocho discos (sin contar remezclas ni rarezas) de su carrera han sabido mutar hasta encontrar su propio camino, abrazando el indie, la electrónica, el rock y el pop hasta formar una personalidad propia e inconfundible, ajenos a todo pudor o presión externa.

Y quizás la clave esté en esa falta de pudor. En hacer lo que a uno le apetece. Y acabar marcando tendencia. La que fuera banda abanderada del under porteño ha saltado al mainstream sin perder un ápice de su carácter, y nos ha regalado discos tan espectaculares como Jessico (Pop Art -Argentina-, 2001), Infame (DRO/Warner -España-, 2004) o este Anoche (Universal -España-, 2006) que han presentado en nuestro país durante buena parte de este año.

A lo que vamos: Anoche es un disco de Rock con todas las letras. Aparentemente despojado de alardes y adornos, de principio a fin suena como un tiro, y te deja sin aliento. Las letras son tan sencillas y directas que a más de uno le pueden hacer dudar, pero no, porque son letras de un disco de rock. Urgentes, que hablan de lo que se habla en el rock: de la chica que quieres, del amor frustrado, de la farra, del compromiso… Todo contado con unos estribillos imbatibles, que acompañan a unas guitarras tan potentes como honestas, y un ritmo que acude sin vergüenza a la electrónica cuando resulta necesaria. ¿Revisionismo? Puede. Pero con personalidad y estilo. Y encima les apetece. Y su trayectoria les avala.

En definitiva, un disco de rock cantado en castellano que haría (y hace, seguro) sonrojar a más de uno de los considerados “jefes” de la escena patria. A menudo la línea recta es el camino más corto, y la sencillez la clave del éxito si se tienen las cosas claras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *