conciertos

Azkena Rock Festival 2007 (Vitoria, 31-08,1-09-07)

Ha sido mi primer Azkena y lo cierto es que no me ha defraudado, aunque cambiaria algunos aspectos, como por ejemplo hacer un mercadillo más grande y variado. Respecto a la disposición de los escenarios, me pareció muy buena comparado con otros festivales a los que he acudido, el desplazamiento era realmente corto al estar enfrentados y por lo tanto te permitía ver los conciertos realmente bien, el único problema era las pruebas de sonido que algunas veces solapaban a los grupos que actuaban, en líneas generales buena organización, facilidad de acceso, yo de hecho fui caminando al festival ya que la ciudad no es demasiado grande y mi alojamiento era cercano.

31 Agosto 2007 (primer día)– Las Furias

Formación femenina de rock (salvo el batería) lo cual siempre es agradable. No me aportaron nada musicalmente hablando pero pase un rato divertido, se las notaba algo nerviosas y es lógico, abrir un festival siendo un grupo más o menos desconocido, aun así agradaron al público. Punk rock sin demasiadas concesiones a la galería y no demasiado virtuosas, pero la falta de técnica la suplían con una puesta en escena bastante graciosa, la bajista se encargaba de presentar las canciones de forma bastante graciosa.

– Los Coronas.

Una de las gratísimas sorpresas del festival, he de reconocer que me habían hablado algo de este grupo, pero tenia muy pocas referencias. Cuando vi a Fernando Pardo (Sex Museum) y a Javi Vacas (La Vacazul) encima del escenario sabia que no me iban a defraudar. Surf instrumental, divertidos y apasionados, muy buena puesta en escena, muy buena la coordinación de ambos guitarras tanto David Krahe como Fernando Pardo se iban repartiendo los punteos incluso los compartían haciendo de vez en cuando algún que otro juego malabar, alguna que otra coreografía todos juntos, destacar el puntillo que le da a la banda el trompeta (Oscar Ibarra) y un buen seguro a la batería (Roberto Loza – Sex Museum).

Fiesta y buen rollo con el publico entregado, la lastima fue la hora del concierto, siempre he pensado que un concierto de rock de día es una putada y corta un poco el rollo, pero de todos modos si los músicos ponen de su parte y el publico ayuda todo se olvida y este fue el caso, pese a la insistencia de Fernando en acordarse de la hora del concierto…

– Josele Santiago.

Maldito poeta, poeta maldito.

Josele Santiago venia con su proyecto en solitario, si eres un fan de los Enemigos, como es mi caso, siempre es grato encontrarse con Josele, no ha cambiado demasiado el tono de sus letras aunque si el ritmo de su música, letras fatales que casi siempre hablan de un mundo interior casi único de este cantante, para los fans de los Enemigos “El Antonio” se dio una vuelta por el Azkena.

Yo le vi un poco falto de forma, como en la ultima época de los Enemigos, pero bueno lo suple con esa forma suya de actuar, aunque tal vez ahora lo vea más cerca de garitos pequeños que no en grandes escenarios.

– Two Gallants.

No los conocía ni tenia referencia alguna de ellos, tampoco entiendo demasiado bien los grupos de guitarra-batería (tal vez porque sea demasiado clásico) pero veo bastante difícil pretender hacer una mezcla de blues, rock y punk sin el apoyo de un bajista, demasiado atropellado para el batería, cierto es que perdí la atención en el 4º tema, es todo lo que puedo comentar, tal vez la ausencia de referencias me hicieran perder la atención.

-Brant Bjork & The Bros.

Amo a Kyuss, amo a Fu-Manchu, por lo tanto amo a Brant Bjork.

Solo tenia una referencia firme de Brant y era su disco debut en solitario (Jalamanta) disco en que casi mezcla el Jazz con el sonido Stoner y realmente no sabia que me iba a encontrar en Vitoria y tuve la suerte de que me trajera el mismísimo desierto al borde del escenario recuperando el autentico sonido stoner, por momentos me hacia a la idea de estar viendo a Kyuss. A pesar de ser un trío consiguen darle una buena atmósfera al concierto, siempre bajo el cielo del desierto como comentaba antes. Acompañado de Alfredo Hernández (ex Kyuss) a la batería y un bajista zurdo que tocaba al estilo Hendrix con un bajo de diestro pero dado la vuelta. Para mi uno de los mejores del festival, aunque en esto ultimo lógicamente no soy nada objetivo.

-Roky Ericsson & The Explosives.

Otro de los artistas desconocidos para mi, vieja leyenda del rock, creador de The13 Floor Elevador, no defraudo a pesar de la edad el tío esta en forma, buena banda la que le arropaba a pesar de la sosería del bajista.

– Diamond Dogs & The Silver Cats Horns.

A estos también les tenía muchas ganas, después de muchos años los volvía tener delante, habían pasado muchos años desde aquel Festimad y parte de la banda también ha cambiado además en esta ocasión se presentaban con una sección de metales, cosa que no paso la otra vez. “ Macarrismo” encima del escenario que es lo que yo espero de una banda de R&R, actitud, a veces (casi siempre) prefiero eso a una buena ejecución, más tarde entenderéis por que escribo esto. Sulo sigue siendo un grandísimo “frontman” y sabe meterse al publico en el bolsillo con su actitud y manera de ser, me comentaba un viejo amigo que es el nuevo Rod Stewart y no está nada desencaminado, elegante con su americana blanca, bailando y continuamente provocando al publico, bien acompañado por su banda, lastima que los metales apenas se escucharan, en cualquier caso geniales una vez más, casi hubiera preferido que cerraran el cartel.

– Tool.

Grandiosos, descomunales, etc. etc., pero…

No les he pillado el punto, por lo menos en directo y eso que tengo su discográfica, esperaba otra cosa, parecía que estaban reñidos ocupando cada uno una esquina opuesta del escenario, como decía de Diamond Dogs me gusta el macarrismo en directo y Tool carece completamente de ese punto, perfectos ejecutantes (mecanografos que llamo yo) a mi me gusta que haya tiempo para la improvisación, todo demasiado medido para mi gusto, muchos efectos en la voz y demasiadas proyecciones en el fondo del escenario como intentando suplir algo, no digo que sean malos pero esperaba otra cosa, cierto es que no tenia referencias de ellos en directo y me habían hablado mil maravillas pero como decía antes no les he pillado el punto.

– Heavy Trash.

Otros completos desconocidos, o no tanto, nuevo proyecto del siempre sorprendente Jon Spencer, esta vez sin Blues Xplosion, se presentaba junto a Matt Verta-Ray con una banda muy años 50 y esa estética rocker de aquellos años, con contrabajo y todo, alucinantes este hombre no dejará de ser una caja de sorpresas, tal vez un debería dejar atrás un poco los dejes de la JBSX pero no empaña para nada este nuevo proyecto, genial una vez más me dejo con la boca abierta tras su actuación.Sin duda una gran edición la del Azkena Rock 2004. Veremos si el año que viene va creciendo en publico y calidad -difícil tarea– pero hay que destacar la labor de Last Tour International por su buena organización. Esperaremos ansiosos un año mas.

1-09-2007 (segundo día)

– Sexty Sexers.

Grupo navarro, con buena actitud en escena pero demasiado desbarajuste general. Los guitarras estuvieron bien, incluyendo el punto álgido en que uno se dio una vuelta por encima de la barra jaleando al personal. Punk-rock enérgico, cuyo único pero serio es que aún no sé en qué idioma cantaban.

– Clawfinger.

Simple y llanamente prescindibles. Tal vez sería salvable el bajista, sobre todo comparándolo con el teclista, un mero invitado cuyo papel en la banda no se puede entender. Creo (aunque es posible que esté equivocado) que es uno de esos grupos que en España viven y vivirán de un tema, en este caso el aparecido en la banda sonora de Airbag.

– Super 400

Sin ningún tipo de dudas la auténtica revelación del festival, una banda de auténtico R&R: Kenny Hohman (guitarra y voz), Lori Friday (bajo) y Joe Daley (batería) hacen en su repertorio un perfecto recorrido por la historia del mismo. Desde el blues hasta el hard rock, los neoyorquinos demostraron tener fantásticas referencias de todas las épocas.

Debo destacar a la bajista, y es que poquísimas veces he visto a una belleza dominar de semejante manera el instrumento. Lori hizo una tremenda exhibición, marcándose unos solos espeluznantes y metiéndose al público en el bolsillo sin concesiones (probablemente ayudada por su tremendo atractivo). A estas alturas desconozco si sus discos llegan tan pronto al oyente como sus directos, pero es una de esas bandas a las que habría que dar muchas oportunidades.

– Quique Gonzalez & La aristrocracia del barrio.

No soy seguidor del rock en castellano (salvo alguna excepción) y desconocía lo que podría dar de sí este artista, pero he de decir sin faltar a la verdad que no me pareció nada mal. Algunas letras tal vez un poco melosas pero se ve que es un currante. La banda que le acompaña no desentonó en una actuación bastante correcta.

– The Cynics.

Grandioso y muy gracioso el concierto de esta legendaria banda de rock garagero, liderados por Gregg Kostelich a la guitarra y un inmenso Michael Kastelic a la voz. Con él es imposible no divertirse: bailongo y provocando con poses diversas, conectó en todo momento con la gente. Fue uno de los grupos que más seguidores reunió a pesar de actuar en la carpa, tal vez demasiado pequeña para ellos. Michael se vio entre el público el resto del festival y no dudó en ningún momento en hacerse fotos (siempre posando) y firmar autógrafos. Un tío muy simpático y cercano, algo sin duda de agradecer.

– The Money Suzuky.

Otros neoyorquinos de raza, ofrecieron un punk-rock enérgico y muy bueno en escena, aunque falló algo el sonido. Canciones aceleradas con ritmos sorprendentes pero a veces un tanto repetitivos. No obstante no defraudaron aunque hubieran estado mejor en la carpa cambiando el turno con The Cynics.

– Hoodoo Gurus.

Otra banda con muchos años a la espalda a la que no conocía. Rayaron a buena altura, aunque tal vez resultaran demasiado clásicos para el ritmo que llevaba el día. En cualquier caso reconozco que el hecho de de desconocer por completo la obra del grupo me hizo estar un poco frío.

– DKT /MC5

No soy partidario de las reuniones “todo por la pasta”, así que imagino que leyendo este prefacio os podeis imaginar lo que supuso para mi la actuación de esta mitica banda. La salida a escena prometia y como siempre creando polemica, en esta ocasión Wayne Kramer aparecio vestido de preso de Guantanamo con una capucha negra en la cabeza y así aguanto la presentación, pero luego creo que se fue diluyendo poco a poco, intentaron subir la temperatura de la fresca noche vitoriana con el Kick Out The Jams pero para mi gusto no lo consiguieron, la gente si subio la temperatura, pero poco a poco fue bajando, tal vez hay cosas que no se pueden recuperar con el paso del tiempo y la edad es una de ellas.

Autor: Fatpower

Tags

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close