conciertos

Azkena Rock Festival 2005 (Vitoria, 03-09-2005) Parte II

Sábado 3 de septiembre

Electric Six:

Dick Valentine es un freak de cuidado. Menudo personaje el cantante de los Electric Six. Fue divertido verlo encima del escenario bailando de una forma tan peculiar. Los de Detroit se desenvolvieron correctamente bajo el sol de justicia en el escenario Azkena. Sonó Gay bar de su primer disco y tocaron los nuevos temas de su álbum Señor Smoke (Warner, 2005), con final de fiesta con la versión (incluida en el disco) de los Queen Radio Ga Ga.

Juliette Lewis & The Licks:

La actriz Juliette Lewis se ve que se ha tomado en serio lo de la música. Su influencia más próxima es Iggy Pop, del que ha tomado nota para caracterizar su show. Con un casco de vikingo, Juliette transmitió energía a un publico con hambre de pasarlo bien, saltando y bailando las canciones de su recién publicado disco You’re speaking my language. Buena prueba de ello fueron los temas American boy, I never got to tell you what I wanted to o Money in my pocket. Pero la señorita Lewis se guardó para el final lo mejor: dedicó el último tema a Iggy Pop y se marcó un Search & destroy, con salto loco al público incluido, al más puro estilo de la iguana. Por los foros del Azkena hay una encuesta muy simpática: ¿quién tocó el culo de Juliette?

Television:

Alguien me dijo un día: “si no has visto en directo a Television tienes la obligación de verlos antes de que sea demasiado tarde”. Esta vez no había excusa. Tom Verlaine y los suyos actuaron en el escenario verde aún con luz del día. Perfeccionaron aun más si cabe su disco más laureado ”Marquee moon” con Prove it o See no evil. También sonó estupenda Little Johnny jewel. El único “pero” fue esa versión un tanto fuera de lugar de Knockin’ on heaven’s door. Dejaron para el final lo mejor: la grandiosa Marquee moon cerró el casi perfecto show de Television con todo el público embobado.

The Pogues:

El nombre de los irlandeses The Pogues es sinónimo de fiesta, baile y alcohol. Bien lo sabe Shane MacGowan, que no se separaba ni un instante de una copa grande que suponemos llena de alguna sustancia con muchos grados. Como buen irlandés aguantó hasta el final, eso sí, cada x canciones tenía que ir a reponer su copa. La banda estuvo a un gran nivel, hubo momentos para todo, baladas inolvidables como Dirty old town o fiesta sin parar con Fiesta.

Queens Of The Stone Age:

El sonido de Queens Of The Stone Age se adapta muy bien a la esencia Azkena. Y Josh Homme supo estar a la altura de sus posibilidades vocales; una pena que el amigo Mark Lanegan no pudiera asistir al concierto. Los Queens presentaban su nuevo disco Lullabies to paralyze, del que sonaron la potente Medication, la refinada Little sister o la rockera Tangled up in plaid. Pero también hubo tiempo para el pasado, con If you (fue la canción más antigua, de su primer disco), o tiempo para dedicatorias “cachondas” (a Lanegan), con Song for the dead. Siguieron entonces con pasajes de No one knows y con improvisaciones que crearon una tensión emocional altísima.. Hasta hubo tiempo para bises con Regular John, aunque nuestras piernas ya no daban para más.

La cuarta edición del Azkena Rock ha dado un paso más para su consolidación, aumentando la calidad del cartel (cada año hay sorpresas agradables). Todo ello con una excelente organización que consigue que se sitúe ya como un festival de referencia en Europa. Larga vida al ROCK!

Texto y Fotos: Sergi Serrano

Tags

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close