conciertos

Azkena Rock Festival 2005 (Vitoria, 02-09-2005) Parte I

Viernes 2 de septiembre

Rose Hill Drive:

Uno de los primeros conciertos que pudimos disfrutar fue el de los Rose Hill Drive. Los tres jóvenes de Colorado Daniel Sproud (guitarra y voces), Nate Barnes (batería) y Jake Sproul (bajo y voces) nos ofrecieron un recital lleno de encanto con un hard rock con toques de blues que nos hizo recordar tiempos pasados. Músicos bisoños con mucha proyección y con talento a raudales que nos brindaron covers de Black Sabbath y una versión impresionante del Inmigrant song de los Led Zeppelin.

Masters Of Reality:

A Chris Gross, elegante y con clase, le faltaba algo y quizás ese algo fue que encima del escenario estuviera un poco cojo. Los Masters Of Reality, puro stoner rock, actuaban en el Escenario Verde resguardados a la sombra del imponente sol que hacía. Pese a todo, probablemente tendrían que haber sudado un poco más la camiseta.

Drive-By Truckers:

Quienes sí sudaron la gota gorda fueron Drive-By Truckers. A pleno sol en el Escenario Azkena, la banda liderada por Petterson Hood fue una de las agradables sorpresas del festival. Con un espectacular directo dejaron su huella marcada y nos ofrecieron un concierto con temas de su hasta la fecha último trabajo The dirty south (New West, 2004). Un buen ejemplo fueron las piezas Where the devil don’t stay o The sands of Iwo Jima. En muchos temas nos tuvimos que rendir a las guitarras endiabladas que con tanta maestría destilaron sus dueños. Uno de los mejores conciertos de todo el festival.

Gov’t Mule:

La mula volvía al País Vasco, después de la gira de presentación que hicieron del festival. San Warren y los suyos tocaron en el Escenario Verde más de una hora. Tuvieron muchos problemas con las guitarras y el sonido, pero supieron seguir adelante y no defraudaron al respetable con un show lleno de desarrollos largos y buen rock. Nos regalaron una versión de I can’t quit you baby de W. Dixon.

Wilco:

Si de algo estamos seguros es de que Wilco son, a día de hoy, una de las mejores bandas en directo. Y como el A ghost is born (Nonesuch, 2004) da para largo lo están aprovechando. Wilco era la “banda sorpresa” del jueves en la fiesta presentación y volvía a tocar el sábado en el Escenario Azkena. No faltó la magnífica At least that’s what you said -probablemente uno de los mejores temas de Wilco en directo-, ni tampoco Muzzle of bees y Hummingbird de su último trabajo A ghost is born. El grupo nos sedujo con un par de canciones de su disco Summerteeth (Warner Bros., 1999): A shot in the arm y Via Chicago. Esta última con unos cambios repentinos de ritmo de batería/teclados/guitarra (algunos de los presentes mostraron su sorpresa) mientras Jeff seguía tocando tranquilamente la melodía con su guitarra. Después hubo momento para el disco Yankee hotel foxtrot (Nonesuch, 2000) con War on war y Jesus etc. En el final nos deleitaron con un tema nuevo que estrenaban en el festival y acabaron con Spiders (Kidsmoke) que si en estudio es un gran tema, en concierto se transforma y te hace preso de su sonido enloquecido por esa melodia tan excepcional.

Social Distorsion:

Social Distorsion salían al Escenario Heineken con ganas de hacer disfrutar al público, cosa que consiguieron en un abrir y cerrar de ojos. El carismático Mike Ness hizo que su punk-rock entrara por las venas de los presentes con canciones de su álbum Social distorsion (Epic, 1990) como Story of my life o Don’t drag me down, dedicando el tema al presidente George Bush al que tachó de “cocksucker”. La anécdota de la noche la puso un chaval de 10 años al que Ness subió al escenario para que todo el público le viera.

Deep Purple:

Ian Gillan, Roger Glover y Ian Paice, los tres componentes de la formación original, estuvieron acompañados del guitarrista Steve Morse y el teclista Don Airey. Los años pesan, pero la historia rejuvenece. Los Deep Purple sonaron correctos, aunque sólo en momentos puntuales, como en Highway star y con la esperada y célebre Smoke on the water -en la que tuvieron un invitado especial con San Warren de los Gov’t Mule– hicieron vibrar a los más nostálgicos.

Texto y Fotos: Sergi Serrano

Tags

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close