conciertos

AVant Festival 04 (Fuengirola, 01-07-04) Parte I

Los días 1, 2, 3 y 4 de Julio se celebró en el Castillo Sohail de Fuengirola (Málaga) la tercera edición del AV Festival. Este año la presencia de Morrissey era, sin lugar a dudas, el gran atractivo del evento. Una pena que las colas del jueves para canjear las entradas y la poca asistencia de público, sobre todo en los dos últimos días, hayan deslucido la edición de este año. Sin embargo, y a pesar de todo, hay que destacar los directos de todos los grupos que, ayudados por la mágica acústica del Castillo, han ofrecido conciertos muy notables.

Jueves, 1 de Julio

Debido a las colas que hubo el primer día, la actuación de Broken Social Scene sólo la disfrutaron unos pocos que consiguieron entrar al Castillo muy temprano. La mayoría, entre la que nos encontrábamos nosotros, esperábamos en alguna de las colas que se habían formado fuera del recinto, ya fuera para recoger la correspondiente acreditación o entrar al Castillo. Éste ha sido uno de los puntos más negativos de la edición de este año y la principal causa de la mayoría de las críticas que ha recibido la organización. A esto hay que unirle la mala gestión por parte de Servicaixa, encargada de la venta de entradas y abonos, y desde donde se anunciaba que todo estaba agotado desde hacía semanas. Pero centrémonos en los conciertos.

Trespassers William, cuarteto procedente del sur de California, ofrecieron temas de sus dos únicos discos publicados hasta el momento: Anchor (1999) y Different stars (2002). Liderados por la envolvente voz de Anna-Lynne Williams, ofrecieron un concierto lleno de emoción a través de canciones de corte melancólico. Con Anna sentada y apoyando sobre sus rodillas la guitarra acústica en posición horizontal, el grupo fue desgranando temas como Love you more, Different stars o la magnífica Lie in the sound, la mejor canción de su último álbum. Si tuviéramos que ponerle algún pero a la actuación de Trespassers William no sería otro que la escasa variedad de estilos que ofrecía el repertorio, basado exclusivamente en piezas de pop melódico con pinceladas folk. Por otro lado, el concierto nos sirvió para comprobar la maravillosa acústica de la que goza el lugar y prepararnos para el plato fuerte, no sólo del primer día, sino de todo el Festival.


Anna-Lynne Williams (Trespassers William)

Muy impaciente se mostraba la gente para ver a Morrissey, que tras casi dos décadas volvía a pisar nuestro país. El que fuera líder de los Smiths no defraudó en absoluto, todo lo contrario: ofreció uno de los mejores conciertos del AV. Comenzó con Don’t make fun of daddy’s voice para seguir con el primero de los temas que interpretó de los Smiths, Shakespeare’s Sister. A destacar la banda que le acompaña, que se mostró muy compacta y sonó muy bien durante todo el concierto, dejando el protagonismo en manos de Morrissey. Con muchos aplausos y alguna lágrima recibió la gente There is a light that never goes out hacia la mitad del show, a la que le siguió su más reciente single, First of the gang to die. Alguien del público pidió This charming man, a lo que el británico respondió con una sarcástica sonrisa (“This charming man… very funny”). Muchos fueron los temas que pudimos escuchar de su último álbum, como Let me kiss you o I have forgiven Jesus, todos ellos sonando exactamente igual que en el disco y sin ninguna variación apreciable, cosa que no ocurría con los temas más antiguos. Hacia el final del concierto pudimos disfrutar de otro tema de los Smiths (Rubber Ring) y de Everyday is like sunday, con una introducción del Subway train de los New York Dolls, grupo por el que siempre ha sentido gran admiración. Tras despedirse y volver al escenario, el británico interpretó Irish blood, English heart para cerrar lo que, en definitiva, fue un muy buen concierto


Morrissey

Morrissey se mostró muy cercano al público y demostró que todavía y, pese al tiempo transcurrido, está en plena forma. Muchas fueron las veces que se acercó a saludar al público y muchas, también, las veces que se cambió de camisa (hasta cuatro distintas). Todo ello con muestras, entre canción y canción, de su particular humor: llegó dando la bienvenida a la “Costa del Morrissey” y tras presentar a toda la banda dijo, al llegar su turno, que se llamaba Pedro. El show del festival, sin duda.


Morrissey con una nueva camisa

Le tocaba el turno a Tim Booth (ex-James), en lo que sería la última actuación de la primera jornada del AV. Al contar sólo con un escenario dentro del Castillo, algunos de los descansos entre grupos llegaron a ser algo tediosos. Muchas personas abandonaron el recinto tras el concierto de Morrissey, principalmente por la hora (las jornadas del AV terminaron, de media, a las cinco y media de la madrugada), y más tratándose de un jueves.


Tim Booth

El de Tim Booth fue otro de los conciertos más interesantes del festival. Con un aspecto muy cercano al de Michael Stipe (tanto en la ropa como en la cabeza rapada) y unos bailes más propios de Thom Yorke, el que fuera frontman de James se mostró muy seguro sobre el escenario, con un grupo de acompañamiento de lujo y que, al contrario del concierto de Morrissey, tuvieron sus pequeños momentos de gloria. Los protagonistas fueron los temas de su disco en solitario, Bone (2004), que en concierto adquieren más fuerza y frescura de la que tienen en estudio: Wave hello (para abrir el concierto), Down to the sea, Monkey god… Una pena que sólo llegara a interpretar la primera estrofa de Fall in love, ya que, tras su fallido intento de conseguir un silencio absoluto en el Castillo, Tim dejó de cantar y pasó a la siguiente canción. El concierto nos dejó también temas de su colaboración con Angelo Badalamenti (Dance of bad angel), de James (Five-O y Sometimes) y una versión del What goes on de la Velvet Underground para cerrar su fantástica actuación.

Textos y fotos: Francisco José Fernández Luque, excepto fotos Morrissey (Jose María Requena Santos).

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar