discos

Archivist – Learning to live on poison

archivist1Detrás de una sencilla portada con letras Courier en rojo también puede haber escondida una sorpresa. Y éste podría ser el caso. Tal vez lo improvisado de la idea (las canciones que graba un músico mientras espera que su novia termine una gira con su banda) y con ello la ausencia de presiones, es lo que seguramente aporte un resultado tan interesante. Al canadiense Ben McCarthy (el novio), le han acompañado en la grabación Lisa Smith (la novia), componente de The Dears, y el mismo vocalista de la banda, Murray Lightburn, además de Camilla Wynne de Sunset Rubdown y miembros de Land of Talk, una de las revelaciones de la pasada temporada. Todos ellos hacían paradas durante sus conciertos para pasar por el estudio y aportar sus voces al álbum de McCarthy, en ese archivo donde pretendía recopilar todo lo grabado en ese período, de ahí el apodo que toma para el disco.

El inicio (Opening) a capella, con la trémula voz de McCarthy (“I’m trying to dissolve myself completely. I’m trying to explode my dogged will”), pasa del gospel al folk en un suspiro. A la primera canción destacada del álbum, Sunday morning, bien flanqueada por coros femeninos, trompeta y sigilosas guitarras, le siguen las atmósferas asfixiantes de Educated hand. Con Jagwagger y su trepidante riff de guitarra, nada original pero totalmente efectivo, unido a la incorporación paulatina de las voces femeninas, nos encontramos con otro de esos grandes temas del año, donde ahonda en letras obsesivas (“I feel nothing again -an accidental violence- no madman, no tyrant, just boredom. There’s no humour in this smile, no dearth in what I don’t know, a blankfaced little child, no dearth in what I don’t know”). De otro lado, textos bíblicos y crípticos para la brillante Son of my sorrows (Genesis 49:27), que construye sobre la base del pasaje bíblico que lleva su nombre (Benjamín, lobo rapaz; de mañana devora su presa, y a la tarde reparte el despojo).

Salto oportuno a la electrónica en Pop litany, que abre una segunda parte más oscura –en mi opinión, menos interesante- con Speaking y Love sicking. Anne Carson está dedicado a la poeta canadiense, quien es la mayor influencia en las composiciones de McCarthy. Con Seeing * ** se cierra el disco (“You’ve been learning to live on poison – the sad truth is it won’t do you in”). En conjunto, este archivo de canciones que en principio era un mero ensayo, un entretenimiento, es hoy un disco cuya escucha merece una oportunidad.

One Comment

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close