noticias

60 años sin Buddy Holly

Hoy se cumple el aniversario del fallecimiento en accidente de avión de Buddy Holly junto a The Big Bopper y Ritchie Valens, «el día que murió la música».

«Pero febrero me hizo estremecer / Malas noticias en la puerta / No puedo recordar si lloré / El día que la música murió».
Don Mc Lean- American Pie

El 31 de enero de 1959, dos días antes, un joven Bob Dylan asistía a uno de los conciertos de Buddy Holly. Parece como que, de alguna forma, le pasara el testigo cuando afirmaba que le miró fijamente.

Fue también el mismo Buddy Holly quien, unos años antes, en sus primera experiencia musical, interpretaba country junto a su amigo Bob Montgomery, cuando en 1955 vieron a Elvis Presley en directo, antes de que este fuese famoso, y decidieron apuntarse a eso del rock and roll.

Y ellos, buenos muchachos, estaban bebiendo whisky y centeno cantando, “Este el último día que yo muera Este será el último día que yo muera”
Don Mc Lean- American Pie

El 25 de febrero de 1957, Holly grabó con su banda, The Crickets, el tema That’ll Be The Day. La canción llegó a la cima de la lista Billboard y al segundo lugar de la lista de éxitos R&B. Entre agosto de 1957 y agosto de 1958, Holly y los Crickets lograron otros siete éxitos

En octubre de 1958, Holly se separó de la banda, se mudó al barrio Greenwich Village y se casó con Maria Elena Santiago, a la cual le pidió matrimonio en su primera cita. A regañadientes, pero impulsado por la falta de dinero, se unió entonces a una gira por el Medio Oeste, la llamada Winter Dance Party.

Tras una presentación en Clear Lake (Iowa), Holly y dos colegas, Ritchie Valens y Big Bopper, contrataron a un piloto, para evitar el largo viaje en bus a Moorhead (Minnesota). El 3 de febrero de 1959, poco después de medianoche, el avión se estrelló en un campo. Ninguno de los tripulantes sobrevivió.

“Las campanas de la iglesia estaban rotas. Y los tres hombres que yo más admiro: El Padre, El Hijo y El Espíritu Santo tomaron el último tren hacia la costa. El día que la música murió”
Don Mc Lean- American Pie

Y realmente, tal como cantó Don McLean años más tarde, el mundo del rock llegó a finales de los cincuenta con un enorme vacío, ya que prácticamente todo lo que le ocurrió fue negativo: Elvis en el servicio militar, Little Richard renunciando a la música, Chuck Berry en la cárcel, Jerry Lee Lewis apartado de escena por su escandaloso matrimonio, y todo ello sin contar el acoso de algunos medios y sectores más conservadores contra el demonio que suponía el rock.

Contradictoriamente, el espíritu del rock de Buddy Holly era el que más joven se mantuvo durante los años siguientes: su actividad musical prolífica se había acumulado en forma de numerosas grabaciones. It Doesn’t Matter Anymore, la última, sería número 1 ese mismo mes de febrero, pero desde entonces y hasta 1968, con gran demanda popular, muchos de sus singles serían top 10 (Bo Diddley, Wishing, Brown-eyed Handsome Man), codeándose con muchos de los que posteriormente se confesaron sus discípulos. Con el estilo ahora clásico de dos guitarras, bajo y batería en sus grabaciones, que todavía se utiliza en la actualidad, su imagen desgarbada, infantil y alejada de los prototipos de los ídolos de adolescentes Buddy Holly marcó una nueva manera de hacer música.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar