noticias

50 años sin Richard Fariña, el “Dylan cubano”

richard fariña

Otro de los malogrados músicos de la escena folk de Greenwich Village. Falleció con sólo 29 años.

En nuestro país Fariña es conocido desde hace unos años en su faceta como escritor. Su única novela, Hundido hasta el cielo (1966) fue publicada por primera vez por El Aleph en 2008, con prólogo de su amigo Thomas Pynchon. Fariña falleció cuando estaba en pleno proceso de promoción, de un fatal accidente de motocicleta, apenas dos días después del lanzamiento de su novela.

“Había sido bendecido, y él lo sabía”– dice Pynchon- “con una feliz combinación de herencias. Su madre era irlandesa y su padre cubano”. Fariña conoció a Dylan en 1961 porque el de Minnesota participaba – con la armónica- en el tercer disco de quien por entonces era su esposa, la cantante Carolyn Hester. La historia de esa amistad queda documentada en la novela Positively 4th Street: The Lives and Times of Joan Baez, Bob Dylan, Mimi Baez Fariña de David Hajdu. Fariña conoció a Mimi Baez, de 17 años, hermana de Joan, se divorció y al año siguiente se casó con ella. Formaron Richard & Mimi Fariña, dúo con el que, bajo Vanguard Records, grabó dos discos, Reflections in a Crystal Wind (1964) y Celebrations for a Grey Day (1965) con canciones como Pack up Your Sorrows, Raven Girl y Bold Marauder. Fariña, además, era todo un especialista en el manejo del dulcimer, un instrumento de cuerda propio del folklore de los Apalaches.

Fue considerado siempre un compositor importante en el movimiento de la canción protesta y sus canciones fueron retomadas por otros músicos, como Reno, Nevada, una de las primeras canciones folk en incluír arreglos eléctricos, recuperada unos años más tarde por Fairport Convention.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close