especialesnoticias

50 años sin Otis Redding

Redding iba camino del éxito en el momento en que su bimotor Beechcraft se estrelló en el lago Monona de Wisconsin el 10 de diciembre de 1967.

Otis Redding apenas había concluído de grabar (Sittin’ On) The Dock of the Bay unos cuatro días del accidente. Nunca llegó a ver cómo se convertía en éxito la que fue, años después, considerada una de las mejores canciones de todos los tiempos. Pero también fue significativo el hecho de que una carrera corta – no fue la única -pudiera dejar tanta o más huella como la de toda una vida.

Redding dejó un legado de grabaciones hechas durante el período de cuatro años, desde sus primeras sesiones para Stax / Volt Records en 1963 hasta su muerte en 1967. Aunque siempre impactó las listas de R & B, comenzando con Pain In My Heart en 1964, a ninguno de sus singles le fue mejor que el lanzamiento póstumo de (Sittin ‘On) The Dock of the Bay.

Redding no sólo fue -una voz grande y grave – un excepcional cantante, sino un compositor fuera de serie. Además de la citada, fue autor o coautor de clásicos para STAX como Respect (que se llevaría Aretha Franklin) o I’ve Been Loving You Too Long, con Jerry Butler (The Impressions). Si a eso unimos discos como Otis Blue: Otis Redding Sings Soul– que se grabó en un solo período de 24 horas en 1965- y un directo atronador e intenso, con improvisaciones vocales y falsos finales que hasta impresionó al movimiento contracultural en Monterey, no cabe más que concluir que era un manual viviente de lo que significa el verdadero soul.

En España también se notó el éxito póstumo del titán del soul, con seis canciones en listas a lo largo de 1968 y 1969: Amen (#8),(Sittin ‘On) The Dock of the Bay (#10), The Happy Song (#13), I have dreams to remember (#24), Knock on wood/Tramp (con Carla Thomas, #26) y Papa´s got a brand new bag (#15,1969), su versión de James Brown.

Tags

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close