noticiasrecomendaciones

30 años sin el mejor guitarrista desconocido del mundo

Ray Buchanan obtuvo el apodo tras conquistar e influir a músicos como John Lennon, Eric Clapton y Jeff Beck.

Creció atraído por el blues y el gospel. Sin embargo, aunque se consideraba principalmente un guitarrista de blues, las raíces country estaban profundamente arraigadas. Buchanan y su primera banda fue contratada como apoyo para la estrella del rockabilly Dale (Suzy Q) Hawkins, pero después de un par de años, Roy renunció y se mudó a Canadá.En 1960, Roy Buchanan reemplazó a Fred Carter Jr. como guitarrista en The Hawks. Después de un corto período de tiempo, dejó a los Hawks y el adolescente Robbie Robertson se hizo cargo de la guitarra principal. Por ese período – en julio de 69 – el guitarrista Brian Jones de los Rolling Stones había muerto y buscaban un sustituto. Roy fue invitado y rechazó la invitación, alegando que no le gustaría entrar en gira con una banda que poseía una imagen diferente a la suya. No sería el único desprecio, ya que tiempo después rechazó la invitación de Eric Clapton para formar parte de Derek And The Dominoes.

Buchanan típicamente maximizaba los controles de volumen y tono de su amplificador, añadía reverb al gusto y controlaba todo desde su Telecaster. A principios de 1971 Rolling Stone publicó una crítica entusiasta de la actuación de Roy en un club nocturno de Washington, DC que condujo al aclamado documental del canal de televisión de Washington WNET, sobre el ‘Mejor Guitarrista Desconocido del Mundo’. Producido por John Adams, su contenido estaba lleno de testimonios sinceros de Buchanan, cargados con desprecio por la industria musical. Toda una curiosa contradicción, porque gracias al mismo Roy firmó con Polydor como solista en 1972, grabando cinco álbumes aclamados por la crítica -pero no por el público- y luego tres más para Atlantic con el mismo resultado. Desilusionado, Roy se tomó un largo descanso de la grabación-la historia de consumo de alcohol tampoco contribuyó- pero Alligator Records lo llevó de regreso al estudio en 1985 con la promesa de un control creativo total. El resultado, When a Guitar Plays the Blues, fue un álbum fabuloso que realmente comenzó a venderse, y lo siguió con dos más en años posteriores, Dancing on the Edge y Hot Wires. Tristemente, cuando Buchanan parecía estar a punto de salir finalmente de su anonimato, se dijo que se había ahorcado en una celda de la policía en 1988, después de ser arrestado por conducir ebrio, por lo que fue una caso controvertido.Tenía 48 años.

Tags

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close