noticias

20 años sin Antônio Carlos Jobim, padre de la bossa nova

Antonio-Carlos-Jobim-
El 8 de diciembre de 1994 fallecía a los 67 años, tras una operación coronaria.

Cuando era aún un crío Jobin ya tocaba en los clubs. Su mentor había sido su padrastro, que le había regalado su primer piano. Su mayor influencia fueron, de forma cercana, su profesor de piano, el también compositor Hans-Joachim Koellreutter, y, además de la música clásica, el brasileño Pixinguinha, que había adaptado al jazz de los años veinte las viejas composiciones brasileñas conocidas como choro y lo había popularizado en toda Europa.

La primera composición de Jobin llegó en 1956 cuando, junto con el poeta Vinícius de Moraes, elaboró parte de la música de una obra teatral llamada Orfeo da Conceição, más tarde convertida en película, Orfeo negro, si bien la banda sonora, compuesta también por ellos, no tenía nada que ver con la que hicieron al principio.

Su peculiar estilo, la bossa nova, comienza a hacerse popular cuando, en 1958,  Jobim produce un disco al guitarrista y cantante João Gilberto, pero sobre todo, en 1962, cuando el saxofonista Stan Getz y el guitarrista Charlie Byrd graban un disco titulado Jazz Samba, que incluye la composición de Jobin, Desafinado, y que se covierte en todo un éxito en las listas de EEUU. Es el trampolín de Jobin y la bossa nova en general: ese mismo año se celebra un festival en el teatro Carnegie Hall en Nueva York, con la presencia de sus principales exponentes. Los años siguientes fueron fundamentales, sobre todo con la publicación del álbum Getz/Gilberto (1963), que incluía la famosa Chica de Ipanema, y que se convirtió en el primer disco de jazz en ganar un Grammy a mejor álbum del año y en uno de los discos del género más vendidos de todos los tiempos.

La bossa nova fue, seguramente, durante finales de los sesenta y principios de los setenta el subgénero más popular del jazz y a él se aproximaron, con las composiciones de Jobin y otros artistas, músicos del calibre de Frank Sinatra– que firmó un disco con él, en 1967- Ella Fitzgerald, Miles Davis o Dizzy Gillespie. Hoy en día, para llegar a Rio de Janeiro, tienes que pasar por el Aeropuerto Antônio Carlos Jobim, porque, para conocer Brasil, es indispensable comprender la figura de este gran compositor.

Tags

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close